Publicada en

Tanukis

Típica imagen del tanuki, como un gran mapache ataviado con un kimono y un sombrero de paja; siempre lleva una botella de sake y luce sus grandes testículos (en Japón se les llama huevos de oro, porque lo consideran un símbolo de riqueza).

En el folklore japonés, los tanuki tienen forma de mapache, aunque pueden cambiarla a voluntad, y poseen una hoja mágica que les sirve para engañar a los humanos. Gracias a ella, les infunde imágenes que estos toman como reales de lugares que no existen; por ejemplo, los que viajan por un bosque pueden ver una casa con una bella joven que los invita a pasar la noche; a la mañana siguiente, despertarán en el mismo bosque y verán que les han robado todo.

Antes de la llegada del budismo, se consideraba a los tanuki como espíritus que controlaban la naturaleza; después pasaron a la categoría de yokai (demonios y monstruos). Aun así, hoy en día se puede encontrar su imagen por cualquier lugar de Japón, habiendo cambiado considerablemente su mala fama anterior.

Tanukis en las advertencias del metro de Tokio.

Canción infantil

Tan Tan Tanuki no kintama wa,

Kaze mo nai no ni,

Bura bura

“los huevos de Tan Tan Tanuki, incluso si no sopla el viento, se balancean”

A mediados del siglo XIX fue prohibido por considerarse pura superstición. La restricción fue anulada en 2006. Ahora los onmyōji son un tipo de sacerdotes sintoístas siempre relacionados con lo oculto.

El legendario Abe no Seime, protagonista de un manga
Publicada en

Una página de locura

Kurutta Ippeji (Una página de locura) es una película muda japonesa dirigida por Teinosuke Kinugasa en 1926, con un estilo enmarcado en la vanguardia expresionista de esa época.

Cuenta una historia ambientada en un hospital psiquiátrico donde es internada una mujer por un intento de suicidio tras haber matado a su propio hijo. Su marido consigue un trabajo como conserje con la esperanza de poder sacarla de allí, pero él mismo cae en la espiral de locura propia de la institución.

En la época de los 70, cuando se daba por perdida, el propio Kinugasa encontró su copia personal, escondida en una maceta de su jardín. A partir de esta se hicieron las copias actuales, aunque no son exactamente iguales a la original, ya que el director decidió eliminar algunas escenas por demasiado convencionales y los intertítulos que interrumpían la historia.

En sus primeras proyecciones, un “benshi” o narrador profesional contaba la historia, mientras unos músicos interpretaban la banda sonora. No ha quedado ninguna otra información sobre aquella música original, pero a lo largo del tiempo se han compuesto unas cuantas en diferentes estilos, desde los tambores Kaiko hasta jazz, rock o experimentos electrónicos. Una de los últimas la han llevado a cabo Vetrophonia, un dúo de San Petersburgo que ya había realizado un trabajo similar con una vieja película rusa.


Release of the 1926 film “Kurutta Ippeiji” directed by Teinosuke Kinugasa, with a new soundtrack performed by Vetrophonia.

Publicada en

El fantasma de Chibusa Enoki

Cada agosto, el templo de Zenshoan de Tokio exhibe una colección espeluznante de pinturas de fantasmas del siglo XIX, entre las que cabe destacar la de Ito Seiu representando una escena de Kaidan (el fantasma de) Chibusa Enoki (怪談乳房榎), una vieja historia de terror en la que el fantasma de un pintor regresa desde el más allá para recuperar a su bebé de un samurai errante al que tomó como aprendiz; este samurai enloqueció de amor por su esposa de su maestro, la sedujo y la raptó, junto al bebé, después de matarlo; la ilustración muestra al fantasma sujetando al bebé bajo la catarata de Juniso (Tokio). Esta historia era parte del repertorio tradicional de los rakugo, cuenta cuentos japoneses, hasta que se escribió una obra de teatro kabuki en 1897.

El actor Nakamura Kankurō, de la compañía Heisei Nakamura-za, representado al fantasma bajo la cascada.

 

Publicada en

Rashômon, de Kurosawa

Cartel original

Rashômon

Director: Akira Kurosawa

Japón, 1950

Guión: Akira Kurosawa, Shinobu Hashimoto, basado en los relatos Rashomon: La puerta del diablo y En el Bosque, de Ryonosuke Akutagawa.

Música: Fumio Hayasaka

Fotografía: Kazuo Miyagawa

Productora: Daiei

Reparto: Toshiro Mifune (Tajomaru, el bandido), Masayuki Mori (Takehiro, el Samurái), Machiko Kyo (Masago, su mujer), Takashi Shimura (el leñador), Minoru Chiaki (el sacerdote), Kichijiro Ueda (peregrino), Daisuke Kato (agente de policía) Fumiko Homman (la médium).

El estreno internacional tuvo lugar en el Festival de Venecia de 1951, donde ganó el León de Oro, abriendo el camino del cine japonés en el mundo occidental.

rashomon_ediima20160318_0648_18
Toshiro Mifune (Tajomaru, el bandido) y Machiko Kyo (Masago, la mujer del samurái)
  • Japón del siglo XII.  Estamos al final del periodo Heian, con el resurgimiento de los samurái y el declive de la aristocracia tradicional. Época de grave crisis social y de “guerra, terremotos, vendavales, fuego, hambre, la plaga… Año tras año no se ve otra cosa más que desastres”, como dice un personaje. Un sacerdote y un leñador intentan contar a un peregrino cómo ocurrió un reciente y extraño crimen en el bosque (asesinato de un samurái y violación de su esposa), mientras se resguardan de una lluvia torrencial en la ruinosa puerta de Rajomon, entrada principal a la ciudad de Kioto. A través de sus recuerdos cuentan cómo cada persona involucrada en el crimen narra la historia de diferente manera, de modo que no se le considere totalmente responsable del resultado. Cada uno cuenta su verdad objetiva, contaminada por sus intereses egoístas. ¿Cómo saber a ciencia cierta lo que ocurrió realmente y cuanta responsabilidad tuvo cada cual? En la película no se da una solución final. Que el espectador decida. Pero aun queda la escena final, cuando encuentran un bebé abandonado y el leñador, que ya tiene otros 6 hijos, decide quedárselo. El sacerdote se conmueve ante tal acción y le dice “Gracias. Creo que ahora puede seguir creyendo en los hombres”. La intensa lluvia, que era casi como los barrotes de una cárcel, cesa finalmente y el sol ilumina la escena.
  • Japón, año 1950. Aun resuenan los ecos de la II Guerra Mundial; el Imperio del Sol Naciente desapareció envuelto en una nube radiactiva, abriendo la puerta a un nuevo orden para el que pocos estaban preparados. ¿Habían vivido los japoneses en un sueño del que tuvieron que salir precipitadamente o era un sueño esa nueva realidad impuesta desde fuera? Ese “no entiendo nada” que repite uno de los personajes, bien pudiera ser el pensamiento predominante en la población nipona de aquellos días. Gran crisis de valores, pesimismo y pérdida de fe en la humanidad. Buena alegoría como un puente cuyos extremos están separados por 8 siglos. ¿Cómo mantener el orgullo y seguir adelante, a pesar de todo? Hay una puerta de salida: la compasión y de las acciones bondadosas pueden redimir al hombre del egoísmo y la falsedad en los que está envuelto.

La película remasterizada en VO con subtítulos en español

 

Publicada en

Duelo de fantasmas en el cine japonés

En abril de 2015, un vídeo se hizo viral: se trataba de una mezcla de imágenes, hecha por los fans de dos de las franquicias más potentes del cine japonés de terror de los últimos años: Ringu (The Ring) y Ju-On (La Maldición).

El vídeo tuvo tanto éxito que los estudios responsables de los largometrajes dieron luz verde al proyecto de una película basada en su idea. Y ahora, por fin, podemos ver el tráiler oficial de la película Sadako vs. Kayako, que enfrenta a los fantasmas de Ringu (1998) y Ju-On (2002) y que, suponemos, acabarán con algunas vidas de camino al duelo final.

Teniendo en cuenta que estos dos largometrajes se convirtieron en el referente del terror asiático durante la invasión de películas de este género que sufrimos hace unos años, y que se encuentran entre las más terroríficas dentro de dicha categoría… ¿Nos encontraremos frente a otra estremecedora película de terror sobrenatural? ¿O se desinflará y acabará en parodia, al más puro estilo Freddy vs. Jason? Parece que tendremos que esperar para verlo, ya que el largometraje se estrenará en Japón en junio, pero aún se desconoce la fecha de estreno en España. Hasta entonces, podemos ir abriendo boca con el tráiler, en el que podemos encontrar a viejos conocidos de los admiradores del cine japonés de fantasmas: las dos Onryō, al pequeño Toshio, hijo de Kayako. y por supuesto, la famosa cinta de VHS.

¿Tomaréis partido por alguna de las dos?

 

sadako-vs-kayako_poster

 

Gema Solís