Publicada en

Tanukis

Típica imagen del tanuki, como un gran mapache ataviado con un kimono y un sombrero de paja; siempre lleva una botella de sake y luce sus grandes testículos (en Japón se les llama huevos de oro, porque lo consideran un símbolo de riqueza).

En el folklore japonés, los tanuki tienen forma de mapache, aunque pueden cambiarla a voluntad, y poseen una hoja mágica que les sirve para engañar a los humanos. Gracias a ella, les infunde imágenes que estos toman como reales de lugares que no existen; por ejemplo, los que viajan por un bosque pueden ver una casa con una bella joven que los invita a pasar la noche; a la mañana siguiente, despertarán en el mismo bosque y verán que les han robado todo.

Antes de la llegada del budismo, se consideraba a los tanuki como espíritus que controlaban la naturaleza; después pasaron a la categoría de yokai (demonios y monstruos). Aun así, hoy en día se puede encontrar su imagen por cualquier lugar de Japón, habiendo cambiado considerablemente su mala fama anterior.

Tanukis en las advertencias del metro de Tokio.

Canción infantil

Tan Tan Tanuki no kintama wa,

Kaze mo nai no ni,

Bura bura

“los huevos de Tan Tan Tanuki, incluso si no sopla el viento, se balancean”


Una de las partes del Popol Vuh narra el enfrentamiento entre los Señores de Xibalbá y dos pares de gemelos divinos: en primer lugar Hun-Hunahpú y Vucub-Hunahpú, que serían derrotados. Después, los hijos del primero de ellos: Hunahpú e Ixbalanqué, que saldrían victoriosos gracias a su ingenio y conocimiento de la magia.

Hunapuh y Xbalanqué con los 12 Señores de Xibalbá. Juvera / Deviantart
Hunapuh y Xbalanqué con los 12 Señores de Xibalbá. Juvera / Deviantart

Los gemelos Hun Hunahpú y Vucub Hunahpú eran muy aficionados a jugar a la pelota, pero eran muy ruidosos y eso molestaba a los Señores de Xibalbá. Estos les invitaron a una partida a vida o muerte. Y perdieron, por lo que fueron sacrificados.

A Hun Hunahpú le cortaron la cabeza, que fue clavada en un árbol estéril, que, al poco tiempo fructificó.

Cuando Ixquic, hija de Cuchumaquic, uno de los señores de Xibalbá, se acercó al árbol empujada por la curiosidad, la cabeza de Hun Hunahpú le pidió que extendiese su mano derecha; cuando ella lo hizo, le escupió entre los dedos; mediante este método, la doncella queda embarazada.

Ixquic fue perseguida por los Señores, pero consiguió llegar a la casa de la madre de Hun Hunahpú, donde daría a luz a los gemelos Hunahpú e Ixbalanqué, que lograrían vengar a su padre tras sobrevivir a las duras pruebas del inframundo.


 

Xibalba by digital0eye / Deviantart
Xibalba by digital0eye / Deviantart

El Popol Vuh cuenta que eran muchos las estancias de tormento y los castigos de Xibalbá:

  • La Casa oscuraen cuyo interior sólo había tinieblas.
  • La Casa del frío, donde un viento frío e insoportable soplaba en su interior.
  • La Casa de los jaguares, donde los jaguares se revolvían, se amontonaban, gruñían y se mofaban.
  • La Casa de los murciélagos, donde no había más que murciélagos que chillaban, gritaban y revoloteaban.
  • La Casa de los cuchillosdentro de la cual sólo había cuchillos cortantes y afilados.

 


 

Xibalba, dirigida por Joaquin Rodríguez, 2013.

Danielle Noble y su equipo de buzos expertos en cuevas, liderados por un ambicioso coleccionista estadounidense, emprenden una expedición en busca de restos mayas, sin imaginar que acabarán encontrándose con los terroríficos seres de Xibalba.

Publicada en

Perseo y Andrómeda

Perseo y Andrómeda

Cerramos la semana de Leighton con otro de sus grandes lienzos: Perseo y Andrómeda. En él representa como Andrómeda está apresada y va a ser víctima del dragón. A lo lejos en el cielo, la esperanza: Perseo acude sobre el caballo alado Pegaso con la cabeza de la Gorgona Medusa con la que convertirá al monstruo en piedra. Este lienzo hay que insertarlo en la tradición de las Andrómedas, un tema pictórico admitido como lícito por la academia que muchos artistas utilizaron como pretexto para realizar desnudos. Leighton trató este tema varias veces a lo largo de su vida.

 

 

Publicada en

Eco y Narciso

Eco y Narciso

En la mitología griega, Eco era una ninfa que había sido castigada por los dioses a no hablar: solo podía repetir la última palabra de su interlocutor. Ella estaba enamorada de Narciso, quien contemplaba siempre su rostro en el río, enamorado de si mismo. Así, Eco nunca pudo declarar su amor a Narciso. Aquí Waterhouse refleja perfectamente la impotencia de la ninfa mientras Narciso está fascinado ante la visión de su rostro.

 

Si quieres saber más sobre Waterhouse y sus relaciones con el ocultismo, puedes leer un artículo en Mistérica Nº1:

 

Portada Mistérica Nº1 mediana

 

Mistérica Ars Secreta Nº1 está ya a la venta.

Revista digital en torno a los aspectos culturales del misterio.

“El misterio como nunca antes te lo habían contado”

Puedes comprar la revista en:

ggogle play

logo Kiosko y más

logo Zinio

Publicada en

Hilas y las ninfas

Hilas y las ninfas

Esta semana nos centramos en la obra del prerrafaelita tardío John William Waterhouse. El primero de los lienzos elegidos es el magnífico Hilas y las ninfas de 1896. Aquí, las ninfas, seres femeninos que habitaban en la fuente Pegea, seducen a Hilas, uno de los argonautas, y le conducen con ellas a las profundidades donde se convertirá en inmortal.

Si quieres saber más sobre Waterhouse y sus relaciones con el ocultismo, puedes leer un artículo en Mistérica Nº1:

Portada Mistérica Nº1 mediana

 

Mistérica Ars Secreta Nº1 está ya a la venta.

Revista digital en torno a los aspectos culturales del misterio.

“El misterio como nunca antes te lo habían contado”

Puedes comprar la revista en:

ggogle play

logo Kiosko y más

logo Zinio

Publicada en

Hermafrodito

Esta semana dedicamos la imagen mistérica del día a los andróginos y a los hermafroditas y que nos llevan a la representación de seres en los que conviven los dos sexos. Primero nos referimos a los hermafroditas. El término proviene de la mitología griega: Hermafrodito era un bello joven hijo de los dioses Hermes y Afrodita. Sucedió que la ninfa Salmacis se enamoró de él pero la rechazó. Ante esto, la ninfa se abrazó fuertemente a Hermafrodito y cayeron al fondo de una fuente. La ninfa invocó a los dioses que sus cuerpos no se separaran jamás y los dioses accedieron. El resultado: un solo cuerpo con los dos sexos.

La imagen de hoy es un fresco pompeyano que representa a Hermafrodito y a Pan.