Publicada en

Tanukis

Típica imagen del tanuki, como un gran mapache ataviado con un kimono y un sombrero de paja; siempre lleva una botella de sake y luce sus grandes testículos (en Japón se les llama huevos de oro, porque lo consideran un símbolo de riqueza).

En el folklore japonés, los tanuki tienen forma de mapache, aunque pueden cambiarla a voluntad, y poseen una hoja mágica que les sirve para engañar a los humanos. Gracias a ella, les infunde imágenes que estos toman como reales de lugares que no existen; por ejemplo, los que viajan por un bosque pueden ver una casa con una bella joven que los invita a pasar la noche; a la mañana siguiente, despertarán en el mismo bosque y verán que les han robado todo.

Antes de la llegada del budismo, se consideraba a los tanuki como espíritus que controlaban la naturaleza; después pasaron a la categoría de yokai (demonios y monstruos). Aun así, hoy en día se puede encontrar su imagen por cualquier lugar de Japón, habiendo cambiado considerablemente su mala fama anterior.

Tanukis en las advertencias del metro de Tokio.

Canción infantil

Tan Tan Tanuki no kintama wa,

Kaze mo nai no ni,

Bura bura

“los huevos de Tan Tan Tanuki, incluso si no sopla el viento, se balancean”