Publicado el Deja un comentario

Manfredo

Lord Byron

«Somos juguetes del terror y el tiempo: callados se nos vienen ya los días, callados nos huyen, y vivimos la vida odiando y el morir temiendo. Todos los días de este odioso yugo, de esta carga vital del agitado corazón, destrozado por las penas, o latiendo rápido con dolores, o con placer que acababa en agonía o languidez: entre todos los días del pasado y el futuro (ya que en la vida no hay presente), sólo podemos contar unos pocos, o menos que unos pocos, en que el alma deje de ansiar la muerte; y sin embargo, el alma retrocede como retrocede un arroyo en el invierno, aunque el frío es de un instante. Un recurso me queda aún en mi ciencia; puedo evocar los muertos, preguntarles qué cosa es la que tanto tememos ser: la peor respuesta que pueden darme es la tumba. ¿Y qué es la tumba? Nada.»

Lord Byron, poeta
Manfredo, Acto II, Escena I

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *