Fyodor Pavlov recrea una situación que sin duda se da en todas las guerras: un alto el fuego sirve para que los enemigos de las dos trincheras se saluden y fumen juntos un cigarrillo. Ya que este 2014 es ha sido el centenario del comienzo de la Gran Guerra, que mejor que cerrarlo con esta expresión de amistad entre dos soldados de aquellos frentes.

Fuente: http://fyodorpavlov.tumblr.com/