Publicado el Deja un comentario

Tengu, seres alados de Japón

Los tengu son unos de los más populares seres de la mitología japonesa. Con forma de humanoide alado, se le considera protector de las montañas, sobre todo en las que hay árboles Cryptomeria, donde prefieren construir sus nidos debido al buen aroma que su madera despide.

tengu by albino-Z/deviantart

A los tengu se le atribuyen cantidad de poderes mágicos, como la teleportación, la telepatía, la posibilidad de introducirse en la mente de alguien y llevarlo hasta la locura o de ser un cambia-pieles, transformándose en otro animal e incluso en una persona; en este último caso, parece que prefiere tomar la forma de un viejo monje eremita retirado en la montaña, recibiendo el nombre de Yamabushi tengu. Justamente estos son los que pueden ayudar a unos padres para encontrar a un hijo que haya sido abducido por un Karasu Tengu, o tengu malvado. Algunos han cambiado su pico por una larga nariz.

Algunos tengu tienen fama de buenos guerreros, expertos en artes marciales y fabricantes de armas; estos también son considerados como protectores de los humanos.

También hay tengu traviesos que se divierten desorientando a los viajeros que pasaban por los caminos de las montañas. Uno de estos fue capturado en la prefectura de Shizuoka por un monje que le obligó a escribir una disculpa por las numerosas molestias ocasionadas a los viajeros de la zona.

Illustrated Book of Japanese Monsters, 1972
Publicado el Deja un comentario

Reyes antediluvianos

Con el nombre de Veld-Blondel Prisma se conoce una piedra escrita con alfabeto cuneiforme que se conserva en el museo Ashmolean, de Oxford (Reino Unido), donde se mencionan a 8 reyes «llegados del cielo» que gobernaron sobre 5 ciudades de la antigua Sumeria antes del diluvio.

Según este documento, la lista de reyes abarca un total de 242,100 años, lo cual aporta una extraordinaria longevidad (no humana) a dichos soberanos.

Cuando el reino descendió desde el cielo, el reino estaba en Eridu.

En Eridu, Alulim fue el rey; reinó durante 28.000 años.

Alalgar reinó por 36.000 años.

Dos reyes que gobernaron por 64.800 años.

Entonces Eridu cayó y el reino pasó a Bad-Tiriba.

En Bad-Tiriba, Emmen-lu-ana gobernó por 43.200 años.

Enmen-gal-ana gobernó por 28.000 años.

El divino Dumuzi, el pastor, gobernó por 36.000 años.

Tres reyes que gobernaron por 108.000 años.

Entonces Bad-Tibira cayó y el reino pasó a Larak.

En Larak, En-sipad-zin-ana gobernó por 28.000 años.

Un rey que gobernó por 28.000 años.

Entonces Larak cayó y el reino pasó a Sippar.

En Sippar, Enmendar-ana fue el rey; reinó durante 21.000 años.

Un rey que reinó 21.000 años.

Entonces Sippar cayó y el reino paso a Suruppak.

En Suruppak, Ubara-Tutu fue el rey; reinó durante 18.000 años.

Un rey, que reinó durante 18.000 años.

Cinco ciudades; ocho reyes gobernando por 241.200 años.
Entonces llegó el diluvio.

Publicado el Deja un comentario

Los vampiros pretas

Indian Preta by GregoryTom

Preta es el nombre que se le daba en la India a cierto tipo de seres de ultratumba que regresan al mundo de los vivos con un hambre y una sed insaciables. Se les supone que en vida fueron personas muy codiciosas y su castigo consiste en tener que alimentarse de materia fecal o de cadáveres, aunque también lo pueden hacer de sangre humana.

De antigüedad incalculable, ya se les menciona en viejos textos sánscritos, donde se les describe con la forma de hombres muy delgados y con el vientre abultado.

El budismo los trasladó a otros lugares, especialmente a Japón, donde se les denomina gaki  (fantasma hambriento).

 

Publicado el Deja un comentario

Molfar, chamanes de los Cárpatos

Entre la etnia hutsul, habitantes de los Cárpatos ucranianos, reciben el nombre de molfar (fem. molfarka) aquellas personas con capacidades sobrenaturales, principalmente de sanación, pero también de adivinos, astrólogos, exorcistas… Igualmente detentan la responsabilidad espiritual por el poblado donde viven y su gente.

Sergiy Sokolov

Algunos son molfar natos, pertenecientes a familias donde tradicionalmente ha habido miembros con este tipo de poderes, pero también es algo que se pueda aprender. En cualquier caso, ha de ser una persona altamente espiritual, que ame la naturaleza y que tenga ganas de ayudar a la gente; a lo que hay que añadir un elemento más: que no se obsesione por el dinero.

Según sus habilidades especiales, los molfar se dividen en tres grupos:

  • Soothsayers, pueden ver el pasado y predicen el futuro.
  • Hradivnykys, los que desvían el granizo y la tormenta.
  • Prymivnykys, los que curan con hierbas y conjuros.

Los molfar empezaron a ser conocidos fuera de su área a partir de 1911, cuando se publicó el libro La sombra de los ancestros olvidados, de Mykhaylo Kotsyubinskiy, llevada posteriormente a la pantalla por Sergei Parajanov.

Mykhaylo Nechay (24 Febrero 1930 – 15 Agosto 2011)

Mykhaylo Nechay fue uno de los molfar más populares, pero murió asesinado en su propia casa por una persona en tratamiento psiquiátrico. En este vídeo le podemos ver recogiendo hierbas medicinales en el Ivan Kupala (solsticio de verano eslavo) y contando como la fumigación de fertilizantes está acabando con estas plantas; también detalles de su propia vida, tanto pública como privada (atentos al detalle del hutsul kama sutra). 

 

Publicado el Deja un comentario

Guslari, los bardos eslavos

Portada de la revista Salva Rodu

Guslari (singular, guslar) son los bardos (de igual modo se les podría llamar trovadores, escaldos, rapsodas) de la antigua Yugoslavia, seguidores de la antigua tradición oral, común a todos los pueblos del mundo.

En la imagen de arriba vemos una ilustración con uno de ellos, ataviado al modo tradicional eslavo y tañendo una especie de lira, con la que acompaña el recitado de sus versos; los actuales guslari suelen tocar el gusla, que viene a ser una especie de rabel con una sola cuerda (a veces dos) y visten atuendos regionales.

Tal vez, los antiguos guslari, al modo homérico, se consideraban inspirados por algún dios eslavo, y recitaban poemas épicos sobre los héroes legendarios o las andanzas de los dioses, debidamente transformados posteriormente por el cristianismo. Pero la Batalla de Kosovo  (1389) entre el príncipe serbio Lazar Hrebeljanović y el sultán otomano Murad Hüdavendigâr fue un punto de inflexión sobre esta forma de arte, enfocándose fundamentalmente en el nacionalismo y la defensa de los valores propios.

Pero, mientras el mundo moderno ha arramblado con casi todos los poetas-cantores-recitadores, en la región balcánica no solo no han desaparecido sino que se mantiene un relevo generacional, como puede verse en estos vídeos: Mile Krajina e Ivan Vidic, de Croacia.


Tal vez el más importante de los guslari conocidos sea Filip Višnjić (1767-1834), al que se le llama el Homero serbio, tanto por su elevado arte poético como por su ceguera. Justamente esa incapacidad que le impidió participar en la lucha de su pueblo contra el dominio otomano fue lo que le hizo convertirse en «cronista» de aquella guerra a través de sus poesías, con la que levantaba la moral de los soldados. No fue un autor muy prolífico, teniendo que repetir los mismos poemas hasta la edad avanzada, cuando ya fue reconocido como un gran guslar.

En Viena se publicó un libro con sus poemas: Narodna srbska pjesnarica (Cantos del pueblo serbio). En su honor se celebran todos los años los «Días de Višnjić» (en serbio: Višnjićevi Dani). La Academia de Ciencias y Artes de Serbia lo incluyó entre los 100 serbios más prominentes.

Filip Višnjić

 

Publicado el Deja un comentario

Sadhus

Simhastha Kumbh Mela en Ujjain (firki.in)

Los sadhus (sanskrito: साधु) son ascetas relacionados con las religiones hinduista y jainista y son una parte muy importante en la historia y la cultura de la India. Son practicantes de un shadana o disciplina espiritual, concretamente el  Sannyasa (renunciación), que es la cuarta y última etapa del Ashrama o camino de la liberación: renuncia a bienes materiales, deseos y perjuicios, entregándose a una sencilla vida espiritual hasta alcanzar la mokṣa o liberación final.

Según su origen visten coloridas túnicas (hinduistas) o blancas (jainistas), aunque estos últimos también pueden ir completamente desnudos y cubiertos de ceniza. Dependiendo de sus creencias, los hindúes pueden pertenecer a 3 grupos: Shaiva (devotos de Shiva), Vaishnava (devotos de Vishnu) o  Shakta (devotos de Shakti). Por su parte, los sadhus jainistas pueden ser Svetambara o Digambara (desnudos).

Ranganath Krishnamani / Benhance

 

La fiesta principal de los sadhus es el Kumbh Mela, masiva reunión de las diversas sectas que se alternan en estas localizaciones: Haridwar, Allahabad, Nashik y Ujjain, y sus correspondientes ríos sagrados. Se celebra cada 12 años y el correspondiente lugar recibe millones de personas entre sadhus y visitantes a lo largo de 2 meses (el de Allahabad supera fácilmente los 100 millones). También hay otro encuentros menores, que se celebran cada 3 años.

Además de las llamativas procesiones, las exhibiciones de artes marciales o los baños rituales, el Kumbh Mela también se caracteriza por el Darshan, en el cual los peregrinos hindúes pueden acceder a los campamentos de los sadhus para recibir todo tipo de enseñanzas espirituales.

[slideshare id=4746197&doc=sadhus-100713112808-phpapp01]

Publicado el Deja un comentario

¡Viva Calaca!

vivacalaca_mariachisUna calaca es la figura de un cráneo o esqueleto que se utiliza en la fiesta mexicana del Día de los Muertos. Su origen se remonta a los tiempos aztecas, en cuya imaginería era muy frecuente este tipo de iconos. Se les suele mostrar en actitudes divertidas, bailando, tocando algún instrumento y vistiendo ropas festivas; siempre lejos de una visión triste de la muerte.

10865841_10152411426771739_1074974290519259539_o

¡Viva Calaca! es un proyecto de animación dirigido y realizado por el director de arte y diseñador bilbaíno Ritxi Ostáriz.

La primera parte fue creada en 2008 y muestra unas calacas celebrando el Día de los Muertos en un poblado tradicional mexicano.

La banda sonora fue editada a partir de la canción ‘Day of the Dead’ (Ooky Spooky, 2007) del artista americano Voltaire.

La segunda parte vio la luz en 2010 y muestra qué ocurre después de la fiesta, con las peculiares visiones de una de las calacas especialmente borracha.

Esta pieza es un homenaje a la escena Pink Elephants on Parade, de la película Dumbo.

Publicado el Deja un comentario

Las brujas de Kolsk

Un episodio menos conocido en la historia medieval  de la brujería y la inquisición tuvo lugar en la actual Polonia, concretamente en Kolsk, que entonces era una pequeña ciudad de unos 200 habitantes en la región prusiana de Silesia.

En la segunda mitad del siglo XVII se desató una terrible cacería de brujas, ocasionando la muerte de 39 personas. La oleada de fanatismo comenzó cuando la esposa de un noble local cayó enferma sin que la medicina contemporánea pudiese hacer nada al respecto. Alguien sugirió que se hiciese llamar a Anna Villborn, una mujer que habitaba el cercano bosque, conocida por su conocimiento en el uso de hierbas para curar. Así se hizo y la mujer sanó.

Pero el marido llegó a la conclusión de que su mujer había sido víctima de algún conjuro brujeril y, tras la correspondiente «tormenta cerebral», llegó a la conclusión de que si «Anna la curó-Anna la enfermó». Así que la mandó detener y, tras largas y dolorosas torturas, le sacó la confesión que quería escuchar.

La siguiente víctima fue un hombre: Adam Kubish, acusado de prácticas mágicas. Igualmente bajo tortura hizo una serie de confesiones, incluyendo la causa brujeril en la muerte de varias personas del lugar, dando nombres y relacionándolos con el culto a Satanás. A pesar de que su confesión complació plenamente al inquisidor, acabó en la hoguera purificadora unos días después.

Algún tiempo después le tocó el turno a Katarzyna Kunert, acusada por su propio esposo que aseguraba haberla visto volar junto a otras brujas en torno a su casa. Tal vez el juez no terminó de creerse la versión del hombre, por lo que se limitó a pedir que ella fuese exorcizada; poco después, tras muchas oraciones y los rituales correspondientes, se consideró que el diablo ya había dejado el cuerpo de Katarzyna, que quedó libre.

Pero en total, fueron 39 personas las que dejaron sus vidas en aquellos años en que cualquier problema vecinal podía acabar en una acusación de la que no era fácil mostrar la inocencia y, en cambio, sí era muy fácil declarar lo que fuese con tal de parar la tortura. La familia del noble que inició todo este asunto acabó vendiendo sus propiedades y marchándose a otro lugar, quedando todos estos acontecimientos entre la historia más oscura de esta región.

Fuente: Slavorum.com

Publicado el 2 comentarios

Azrael, el Arcángel De La Muerte

Azrael, cuyo nombre significa “Quien a Dios ayuda”, es conocido como el Arcángel de la Muerte y está fuera del cielo por propia voluntad ya que eligió el cargo de separar el alma del cuerpo en los recién fallecidos para guiarlas al lugar que les corresponde según qué hayan hecho en su vida terrenal.

Como guía espiritual de un alma en el siempre inquietante tránsito de un plano a otro, infunde la comprensión de qué es la muerte y se asegura de que los demonios no tomen para su reino un alma que no vaya cargada de suficiente maldad, ya que para esas hay otros ámbitos de «segunda oportunidad»

alexiuss / deviantart

Fue el primer ángel encargado de saber qué ocurría con las almas que no acababan de manera natural el el cielo. Así descubrió un lugar llamado Sheol, un miserable reino inferior al que después llegarían los ángeles caídos, convirtiéndose en el infierno.

  • En la tradición judía, donde se le llama Azriel, un fallecido tendrá una visión de él en función de cómo haya sido su vida: una mala persona lo verá como un ser horrible, mientras que para la buena será un perfecto arcángel.
  • Según la tradición islámica, cuando Alá lee el nombre de alguien que pronto morirá, Azrael (Izra’il) tiene 40 días para realizar su función. De igual modo, su presencia es percibida según la conciencia del fallecido, llegando a mostrarse acompañado de una serie de demonios encargados de atormentar al alma impura en el proceso del tránsito.

Yo soy Azrael, el Ángel de la Muerte… Yo no soy hermoso de la manera que lo es Miguel, ni tengo una corona de luz. Mis alas no son tan ligeras como el aire, ni son translúcidas como las de Rafael. Yo soy el ángel más oscuro. Yo eclipso todo aquello que sea luz. Mis ojos son un mar negro profundo chispeado de vez en cuando como una amatista, ¿todavía hay alguno que puede mirarme? … Mi capa es tan negra como el cielo nocturno sin estrellas. El contorno de mi forma es como un gigante, alas del cuervo con las que, cuando las despliego, hago desmayar a otros ángeles. … Cuando mis alas se extienden totalmente, toda la luz se extingue excepto para la corona pálida azul que es mi vida y sirve para idear mi forma contra las sombras. Yo soy el eclipse de toda la vida… ¡Yo soy el que la mayoría temió entre todas las eras, todavía no el más temeroso! … Yo soy el proveedor y recolector de almas, recogiendo mi cosecha a lo largo del universo y sembrando las semillas de cada uno que se marchitó como una flor hacia otras tierras. Yo soy el Otoño de la Creación, y el Crepúsculo del Tiempo. Yo uno dos extremos en el desempeño de mi propósito, haciendo que cada espíritu llegue al extremo correcto, y que aquéllos que están perdidos entre los mundos, encuentren la manera de reunirse con sus familiares. El libro de Azrael, grimorio medieval.

 

Publicado el Deja un comentario

Tanukis

Típica imagen del tanuki, como un gran mapache ataviado con un kimono y un sombrero de paja; siempre lleva una botella de sake y luce sus grandes testículos (en Japón se les llama huevos de oro, porque lo consideran un símbolo de riqueza).

En el folklore japonés, los tanuki tienen forma de mapache, aunque pueden cambiarla a voluntad, y poseen una hoja mágica que les sirve para engañar a los humanos. Gracias a ella, les infunde imágenes que estos toman como reales de lugares que no existen; por ejemplo, los que viajan por un bosque pueden ver una casa con una bella joven que los invita a pasar la noche; a la mañana siguiente, despertarán en el mismo bosque y verán que les han robado todo.

Antes de la llegada del budismo, se consideraba a los tanuki como espíritus que controlaban la naturaleza; después pasaron a la categoría de yokai (demonios y monstruos). Aun así, hoy en día se puede encontrar su imagen por cualquier lugar de Japón, habiendo cambiado considerablemente su mala fama anterior.

Tanukis en las advertencias del metro de Tokio.

Canción infantil

Tan Tan Tanuki no kintama wa,

Kaze mo nai no ni,

Bura bura

«los huevos de Tan Tan Tanuki, incluso si no sopla el viento, se balancean»

https://www.youtube.com/watch?v=v8kshB6WafI