Nos vamos a París. ¿Y quién mejor para encabezar el dandismo francés si no el poeta maldito por antonomasia? Charles Baudelaire con sus Flores del mal cosechó enemigos pero también la admiración de los venideros decadentistas y posteriormente de toda la Modernidad. La fotografía que presentamos fue tomada en 1855 por el famoso fotógrafo Nadar, conocido por dar a conocer a los impresionistas años más tarde.