También de 1795 es esta obra que representa a Dios juzgando a Adán. En los poemas y en la obra gráfica, Blake construye todo un universo religioso dando una nueva interpretación a la lectura cristiana de la Biblia. En este magnífico lienzo representa el juicio de Adán por Dios por el Pecado Original.