En la mitología griega, Eco era una ninfa que había sido castigada por los dioses a no hablar: solo podía repetir la última palabra de su interlocutor. Ella estaba enamorada de Narciso, quien contemplaba siempre su rostro en el río, enamorado de si mismo. Así, Eco nunca pudo declarar su amor a Narciso. Aquí Waterhouse refleja perfectamente la impotencia de la ninfa mientras Narciso está fascinado ante la visión de su rostro.

 

Si quieres saber más sobre Waterhouse y sus relaciones con el ocultismo, puedes leer un artículo en Mistérica Nº1:

 

Portada Mistérica Nº1 mediana

 

Mistérica Ars Secreta Nº1 está ya a la venta.

Revista digital en torno a los aspectos culturales del misterio.

«El misterio como nunca antes te lo habían contado»

Puedes comprar la revista en:

ggogle play

logo Kiosko y más

logo Zinio