The-Exorcist-FOX

El mismísimo diablo ha llegado a la televisión. Y no, no nos referimos a cierto programa «del corazón» vespertino, sino a dos nuevas series que se estrenarán este año. El maligno se apoderó del cine hace ya bastantes años, y desde 1973 el film de William Friedkin que narra el exorcismo de la joven Reagan sigue aterrorizando a las posteriores generaciones de amantes del cine de terror. Este año, la cadena Fox ha decidido convertir en series varias películas famosas, entre ellas la saga de Arma letal o el musical de culto The Rocky Horror Picture Show. El más terrorífico de estos remakes en forma de serie de televisión es el de El exorcista, que, a pesar de inspirarse en la cinta de Friedkin, cuenta con un guión original que promete aterrorizar a los espectadores, y cuyo tráiler os dejamos a continuación.

Geena Davis es Angela Rance, una mujer cada vez más preocupada por el estado en que se encuentra su familia: su marido está perdiendo la cabeza, su hija mayor, Katherine (Brianne Howey) cada día se encuentra más retraída y se niega a salir de su habitación, su hija pequeña oye extraños ruidos, y la propia Angela sufre terribles pesadillas. Desesperada. pedirá ayuda a dos sacerdotes completamente antagónicos, el progresista padre Thomas Ortega (Alfonso Herrera) y el padre Marcus Brennan (Ben Daniels), obsesionado por la lucha contra el mal. Ambos deberán unirse para luchar contra el demonio que infesta el hogar de los Rance.

The-Exorcist-Foto

Pero no solo de la familia Rance vive el Maligno. El canal de televisión estadounidense Cinemax también estrenará una serie en la que los exorcismos son los protagonistas. Outcast, producida también por Fox, se basa en los cómics de Robert Kirkman, creador de, entre otras, la famosa novela gráfica The Walking Dead (Los muertos vivientes, en España), y a cuyo éxito televisivo le debe la oportunidad que le ha brindado la cadena de convertir sus historias en una serie. En Outcast se cuenta la historia de Kyle Barnes (Patrick Fugit), un joven a quien la posesión le persigue desde su más tierna infancia, que decide embarcarse en un viaje emocional y espiritual para encontrar respuestas. Pero lo que descubra puede que conlleve el fin de la vida en la Tierra. Al volver a su pueblo tras un periodo de ausencia, Barnes se entera de que un niño está poseído por el mismo demonio que él conoció de niño, y decide ayudar al reverendo Anderson (Philip Glenister), encargado del exorcismo del pequeño.

¿De qué lado está Kyle Barnes? Los dos bandos en esta batalla entre el Bien y el Mal no parecen estar muy claros. Lo que sí está claro es que la serie promete intensidad, y ninguna de las dos dejarán indiferentes a los espectadores.

Outcast