Publicado el Deja un comentario

Fantasma

fantasma

El invento de la fotografía en el siglo XIX tenía que servir para captar los hechos sobrenaturales: las cámaras tenían que captar también a los fantasmas. Aquí nos encontramos con abundante material pero como ya se sabe, quien hizo la ley hizo la trampa. Pronto los fotógrafos aprendieron trucos ópticos, superposición de planchas fotosensibles, etc. Una magnífica simulación de un fantasma fotografiado es esta que traemos hoy de una colección victoriana. No puede ser más lúgubre este fantasma con forma de calavera y la habitual capa blanca… Uno de los primeros fakes de la fotografía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *