Un artículo de Espido Freire.

Sabemos muy poco de ella, y sin embargo, su misterio no deja de crecer, por más que no encontremos nuevos datos, ni se pongan de acuerdo los historiadores sobre la importancia y el destino de aquella joven princesa llamada Kristina, que, en uno de los momentos de esplendor mayores del reino de Castilla −el que gobernó Alfonso X el Sabio− recorrió media Europa… pero ¿para qué? Ni antes ni después, la política española de casamientos y alianzas tuvieron en cuenta a las coronas nórdicas. Unos siglos más tarde, los Reyes Católicos no pasaron más al norte de Inglaterra o de los Países Bajos para encontrar enlaces convenientes. ¿Por qué enviaron a Kristina de Noruega, en aquellos momentos única hija del rey Haakon, a que se casara y muriera en Castilla, sin saber, además, con quién se uniría a ciencia cierta?

Este artículo pertenece a Mistérica Ars Secreta Nº1

Portada Mistérica Nº1 mediana

Si quieres leer el artículo completo puedes comprar la revista en:

logo Kiosko y más

logo Zinio