1311465018489452459

El Día de Ivan Kupala es la fiesta eslava que se celebra en las proximidades del solsticio de verano, aunque en algunos lugares ambos se celebran al mismo tiempo, pudiendo tener también el nombre de Sobótka. Es un ritual de purificación y fertilidad relacionado con los elementos fuego y agua, por lo que, a la puesta de sol se enciende una hoguera y la gente se baña al aire libre; después cantan y bailan en torno a un poste hasta la medianoche; unas parejas saltan sobre las hogueras cogidos de la mano (buen augurio si no se sueltan) y otras se pierden por el bosque.

Cartel para la celebración del Kupala en una localidad cercana a Moscú.

Kupala era la deidad eslava de las hierbas, la brujería, la fertilidad. Por lo tanto, su festividad es la noche perfecta para recoger hierbas medicinales. Según las viejas creencias, algunas de esas hierbas, puestas bajo la almohada, pueden producir sueños proféticos.

https://youtu.be/55KsaPhcEXI