La Condesa Bathory fue un personaje real, asesina de múltiples doncellas, se creía que se bañaba con su sangre para permanecer en una eterna juventud. Fue descubierta, condenada y encerrada en su castillo hasta su muerte.