Una de las obras cumbres de Blake fue su colección de dibujos para ilustrar La Divina Comedia de Dante. La obre la realiza entre 1824 y 1827 y recoge las escenas del periplo de Dante y Virgilio a través del Infierno en busca de Beatriz. Es conmovedor como Blake representa la condena de los ladrones en uno de los anillos del infierno.