La Reina Ginebra, esposa del Rey Arturo, es secuestrada y rescatada por Lancelot. Se supone que de esta gesta surgirá un idilio entre estos dos personajes. En este lienzo, William Hatherell representa el momento del rescate de Ginebra por Lancelot.