Como buen romántico, Turner se siente infinitamente pequeño ante las fuerzas de la naturaleza. Por ello, muchos de los lienzos van a representar la pequeñez del hombre ante los fenómenos naturales. Uno de los más espectaculares es esta tormenta.