Publicado el 1 comentario

Ladrones olímpicos

Entre los personajes que nos ha legado la mitología griega encontramos dos casos especiales condenados por Zeus tras robarle algo a los dioses del Olimpo: Prometeo y Tántalo.

Prometheus Chained
by NathanRosario / Deviantdart

Prometeo (en griego antiguo Προμηθεύς): Titán, hijo de Japeto y Temis, y hermano de Atlas, Epimeteo y Menecio. Conocido por su astucia, robó el fuego a Zeus y se lo dio a los mortales, proporcionándoles así la inteligencia. Zeus lo castigó por esa transgresión de sus leyes atándolo a una roca, en una de las cimas del Cáucaso; allí un gran águila llegaba todos los días para comerse su hígado, que se regeneraría por la noche para volver a ser picoteado sin compasión a la mañana siguiente.

El mito de alguien que beneficia a la humanidad a pesar de la prohibición divina se repite en muchas tradiciones.

Prometeico 3. Se dice de toda acción que tiene como finalidad mejorar la condición humana, sin reparar en las dificultades.

Tántalo (en griego antiguo Τάνταλος): Hijo mortal de Zeus y rey de Frigia, fue invitado a la mesa de los dioses en el Olimpo, lo cual aprovechó para robar la ambrosía y el néctar de la inmortalidad, que repartió entre sus amigos, además de revelar ciertos secretos de los dioses.

Por esta y otras transgresiones fue condenado por Zeus a estar de pie en un pozo del Tártaro, una de las regiones del inframundo griego, con el agua a la altura de la barbilla, bajo un árbol de ramas repletas de apetitosas frutas. Pero cada vez que intentaba tomar un fruto o se inclinaba para beber, las ramas se levantaban o el agua bajaba de nivel, impidiéndole alcanzarlos. Y además no podía hacer ningún movimiento brusco porque una enorme roca oscilante pendía sobre él.

Su figura mítica ha quedado como símbolo de los deseos imposibles de satisfacer; pero su desafío a las leyes de los dioses a favor de los humanos también le convierte en un personaje prometeico.

Theoktonia – Tantalus by DeimosComics / Deviantart

1 comentario en “Ladrones olímpicos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *