Cerramos la semana de los seres ambiguos con el pintor del andrógino por antonomasia: Fernand Khnopff. El pintor belga, pilar del movimiento Simbolista, estaba platónicamente enamorado de su hermana y los rostros que pintaba parecían una suerte de fusión de los dos rostros. La imagen que traemos tiene varios títulos: La esfinge, El Arte o Las caricias. Refleja un joven de rostro andrógino cuyo rostro esta junto al de una esfinge femenina con cuerpo de leopardo.