William Blake creó una obra monumental al ilustrar sus textos proféticos. A uno de ellos, Las visiones de las hijas de Albión, corresponde esta obra en la que una suerte de Andrómeda encadenada se aparece en un sueño. La obra data de 1795.