Esta semana dedicamos la imagen mistérica del día al pintor británico Lord Frederick Leighton (1830-1896). En su carrera viajó a Italia y a Francia de donde aprendió de los maestros del arte del continente pero supo drenar su influencia para lograr una factura tremendamente personal en su arte. Estuvo vinculado a los prerrafaelitas y pasó a formar parte de la Royal Academy, la cual llegará a presidir.

Vamos a repasar algunas de sus obras más importantes esta semana. Si bien es verdad que la pintura británica apenas tiene representación en las colecciones españolas, en los últimos años hemos podido ver obras de Lord Leighton en exposiciones temporales como “La bella durmiente” en El Prado y “Alma-Tadema y la pintura victoriana en la colección Pérez Simón” en el Thyssen.

Abrimos la semana con un autorretrato del artista ya en su madurez.