Quizá uno de los conjuntos escultóricos colosales que han sobrevivido del antiguo Egipto son los Colosos de Memnon. Son dos gigantescas estatuas de piedra que representan al faraón Amenhotep III situadas en la ribera occidental del Nilo, frente a la ciudad egipcia de Luxor. La fotografía fue tomada en 1924.