Santuario de Nuestra Señora de Sonsoles

  • 12989_Barco
  • 12989_Cocodrilo

Lugar Category: IglesiasLugar Tags: Edad Media, Leyenda, y Templo

Profile
Profile
Photos
Mapa
Opiniones
Lugar relacionado
  • Es una iglesia que se encuentra a seis kilómetros de Ávila, en el punto kilométrico 4’3 de la carretera N-403, sobre una preciosa elevación del Valle de Amblés. Desde ella se ve la ciudad y, al otro lado, el imponente macizo de la Sierra de Gredos. Cuentan que, a finales del siglo X o principios del XI, unos pastorcillos estaban en las inmediaciones cuidando a sus ovejas y, entre unas rocas, encontraron una figura de la virgen María con el niño en brazos. A su alrededor, o quizá saliendo de sus ojos, había unas luces tan resplandecientes que uno de los pastores exclamó: “¡son soles!”. De ahí el nombre de la virgen, Nuestra Señora de Sonsoles. Supuestamente había sido tallada en Jerusalén durante el siglo I de nuestra era.

    Rodeada de una zona ajardinada con bancos y mesas, la edificación data del siglo XV. Dentro de la nave principal, de acceso libre, no hay que dejar de fijarse en dos cosas: el cocodrilo disecado y el barco en miniatura que cuelga del techo. Ambos guardan relación con alguno de los milagros que se atribuyen a la virgen. Dicen que un indiano de origen abulense iba a caballo por la orilla de un río y le atacó un cocodrilo, momento en que se encomendó a la Virgen de Sonsoles y la fusta que llevaba para azuzar a su montura se convirtió en una espada con la que logró matar al cocodrilo. El cuerpo embalsamado del reptil es el que podemos contemplar hoy. En cuanto al barco, se trata de la reproducción de un navío del siglo XVI perteneciente a la Armada Invencible y cuyo naufragio, al parecer, evitaron los rezos dirigidos a Nuestra Señora de Sonsoles por parte de un marinero durante una fuerte tormenta en el Canal de La Mancha.

    Es posible ver otras salas siendo amable con el señor que se encarga de cuidar el recinto y mostrando una actitud respetuosa. La más interesante es la que atesora los exvotos. Las paredes están llenas de objetos como cascos de motorista, vestidos de novia, fotografías, miembros humanos de cera y prótesis. La gentileza del guarda puede permitir también disfrutar de otras dos experiencia: ver la auténtica figura de la virgen y pasar bajo el manto de la virgen “falsa”. Y es que, dado el valor de la figura que se encontró siglos atrás, en su momento se decidió mantenerla en una sala aparte –concretamente en la sacristía– y construir otra mucho más grande, que es la que se exhibe detrás del altar y se saca en procesión. El ritual que realizan los peregrinos consiste en ponerse debajo del manto de la virgen para pedirle un deseo.

    Pero la imagen expuesta no se creó sólo para proteger a la otra por su mayor valor. Según parece, varias veces se intentó sacar a la virgen auténtica fuera de la iglesia y ella nunca quiso irse, de modo que ya ni se intenta. Cada vez que se la iba a trasladar el tiempo empeoraba de golpe o sucedía el extraño fenómeno de que la figura aumentaba súbitamente de peso, tanto que era imposible transportarla.

     

    Fotografías: José Carlos Loredo Narciandi

    José Carlos Loredo Narciandi es doctor en psicología y profesor en la Facultad de Psicología de la UNED. Investiga en temas relacionados con la las técnicas de formación de la subjetividad, especialmente desde una perspectiva histórica.

  • No se encontraron registros

    Lo sentimos, no se encontraron registros. Ajuste los criterios de búsqueda e inténtelo de nuevo.

    El mapa de Google no se ha cargado

    Lo sentimos , incapaz de cargar la API de Google Maps.

  • Dejar un Comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *