Marqués: Luego. Otros creen que vuelan las brujas
Zambapalo: ¿Pues no?
Marqués: No, ignorante
Zambapalo: Yo pregunto, como es que soy un lego
Marqués: Úntanse todas
Zambapalo: ¿Y luego?
Marqués: Provoca un sueño aquel unto
Que es un opio de beleño
Que el demonio les ofrece,
De calidad, que parece
Que es verdad lo que fue sueño;
Pues como el demonio espera
Solamente en engañar
Luego les hace soñar
A todas de una manera;
Y así piensan que volando
Están cuando duermen más,
Y aunque no vuelan jamás,
Presumen en despertando
Que cada una en persona
El becerro ha visitado,
Y que todas han paseado
Los campos de Barahona;
Siendo así que vive Dios,
Que se ha visto por momentos
Durmiendo en sus aposentos
Untadas a más de dos.

Francisco de Rojas Zorrilla, dramaturgo
Lo que quería el Marqués de Villena