Esta ilustración, tan bella como acostumbra Fyodor Pavlov, nos presenta una imagen funeraria, uno de los retratos que se hacía de los muertos para recordar su imagen. La ilustración está inspirada en el blog The Order of Good Death.

Fuente: http://fyodorpavlov.tumblr.com/