Versos escritos a inicios de primavera

Oí miles de notas mezcladas,
mientras en el bosque, reclinado me sacié,
en esa dulce atmosfera, cuando pensamientos agradables
trajeron pensamientos tristes a la mente.

En su bello trabajo la naturaleza hizo conexión
con el alma humana que a través de mi pasó;
y muy acongojado mi corazón pensó
lo que el hombre ha hecho del hombre.

A través de plantas primaverales, en esas enramadas verdes,
la vincapervinca perdió sus coronas;
y confío en que a cada flor
le guste el aire que respira.

Los pájaros a mi alrededor saltaban y jugaban,
-sus reflexiones no las puedo medir:-
Pero el menor movimiento que hacían
parecía un estremecimiento de placer.

Sus pequeñas ramas en ciernes se extendieron en abanico,
para atrapar el aire;
y debo pensar, (hacer) todo lo posible,
en que allí había placer, allí.

Si esta creencia del cielo se enviara,
si el plan santo de la naturaleza, es tal,
¿No hay razón para lamentar
lo que el hombre ha hecho del hombre?

William Wordsworth, poeta