Publicado el Deja un comentario

¿Quién escaneó a Nefertiti en 3D?

Nefertiti 3D

Una de las piezas que más llaman la atención de la exposición “3D. Imprimir el mundo” del Espacio de la Fundación Telefónica de Madrid es el busto de Nefertiti impreso en 3D. Como sabrá todo visitante que haya tenido la oportunidad de ver la pieza original en el Neues Museum de Berlín, la sala donde se expone el maravilloso busto egipcio está muy vigilada y se prohíbe terminantemente realizar cualquier tipo de foto o grabación. Sin embargo, hace unos años alguien fue capaz de escanear la pieza y crear un modelo digital que puede ser reproducido desde cualquier impresora 3D del mundo. ¿Cómo fue posible este “robo” digital de la llamada “La Mona Lisa de Amarna”?

La historia tuvo lugar en fechas indeterminadas. Durante varios días los artistas Nora Al-Badri y Jan Nikolai acudieron al Neue Museum de Berlín y escanearon clandestinamente el busto utilizando un dispositivo Microsoft Kinect. Con los escaneos resultantes fueron capaces de consolidar un modelo en 3D del busto de asombrosa calidad, sobre todo si se consideran las condiciones en las que supuestamente fueron captados los datos.

Aquí es donde comienzan las especulaciones: según algunos expertos, es técnicamente imposible recrear un modelo de semejante calidad utilizando un dispositivo MS Kinect. Se considera pues que los artistas tuvieron acceso a los archivos del museo, hackeando su servidor para robar el modelo 3D que la institución guarda de sus piezas más relevantes. Otras hipótesis apuntan hacia la supuesta colaboración de algún empleado del museo que les ayudaría a escanear el busto con la calidad requerida. En cualquier caso, el Neues Museum no tardó en publicar una nota en su página web lamentando el incidente, y explicando que el busto no se puede fotografiar debido al delicado ambiente de luz y atmósfera en el cual se expone.

En cualquier caso, el archivo para imprimir una réplica en 3D de Nefertiti fue lanzado bajo una licencia Creative Commons, y en la actualidad aún es posible descargarlo desde la página Nefertiti Hack para su posterior impresión en 3D desde cualquier impresora compatible.

Nefertiti 3D

Tras esta historia subyace una reivindicación de los dos artistas-hackers, que es la de hacer accesibles para cualquier persona del mundo los objetos culturales. También hay una denuncia respecto al expolio secular al que Egipto, Grecia y otros países fueron sometidos durante siglos. Cabe recordar que el busto de Nefertiti fue encontrado en El Cairo por el arqueólogo bávaro Ludwing Borchard, que en torno a 1912 realizaba excavaciones en El Cairo liderando una expedición de la Orient-Gesellchaft. Su salida de Egipto no fue tan ortodoxa y legal como cabría esperar, como muchas otras piezas expoliadas por ingleses, alemanes y otros en esta época. Poco después de ser encontrado, el busto fue adquirido por el coleccionista alemán James Simon, quien lo donó al Ägyptisches Museum Berlin. Con la II Guerra Mundial la obra fue trasladada de un museo a otro, hasta que por fin encontró de nuevo alojamiento en el rehabilitado museo egipcio de Berlín o Neues Museum, donde descansa desde el año 2009.

El busto expuesto en la exposición “3D. Imprimir el mundo” de la Fundación Telefónica es una réplica exacta del expuesto por los artistas Nora Al-Badri y Jan Nikolai en El Cairo hace unos años. Son muchos los vídeos que muestran en Internet cómo imprimir el busto en diferentes materiales y tamaños. Sin embargo, tras ver la impresión a escala real, sin la policromía y la delicada expresión que otorga a la figura cada pequeña imperfección, se puede afirmar que quizá escanearon el cuerpo de Nefertiti, pero no consiguieron replicar su alma.

Nefertiti 3D

Si el final del siglo XX fue sobre la información haciéndose digital, el siglo XXI será sobre acercar el mundo virtual y el físico”, Hod Lipson y Melba Kurman.

Para saber más:

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *