Publicado el Deja un comentario

Diosas

DiosasJoseph Campbell.

Diosas.

Atalanta. Gerona, 2015.

432 págs.

30 €

 

 

 

Joseph Campbell (Nueva York, 1904-Honolulú, 1987) es uno de los grandes mitógrafos de la segunda mitad del siglo xx, equiparable a la figura de Mircea Eliade. Fue profesor emérito de literatura en el Sarah Lawrence College de Nueva York, así como escritor y conferenciante durante toda su vida.

Si bien son numerosas sus publicaciones acerca de todas las mitologías del mundo, Campbell no dedicó en vida ningún volumen de forma específica a las deidades femeninas. El libro que tenemos entre manos es una colección de sus conferencias sobre el tema, y ha sido recabada y editada por la profesora Safron Rossi.

La recopilación es tremendamente reveladora. con un lenguaje simple y accesible a todo el mundo, el profesor logra explicar las migraciones simbólicas de las diosas desde el Paleolítico hasta el Renacimiento, pasando por las primeras civilizaciones de Mesopotamia, Egipto, Grecia y Roma. Además, explica muchos de los significados presentes en la imaginería cristiana.

Cuando Campbell trata el significado de la «diosa» en el Paleolítico y el Neolítico, hace referencia a la gran arqueóloga y reconocida experta Marija Gimbutas. De hecho, el epílogo del libro es el prólogo que el mitógrafo escribió para El lenguaje de la diosa, obra de esta autora.

Entre las ideas más destacables del volumen, encontramos la exposición de cómo la cultura matriarcal asentada en Europa central durante el Neolítico sufrió la invasión de los pueblos semíticos e indoeuropeos de carácter patriarcal, que terminaron imponiéndose, y cómo permeó en las nuevas mitologías la idea de la diosa.

En particular cabe mencionar la lectura que hace Campbell de la Odisea, de lo más esclarecedora. propone que el verdadero sentido de esta obra esconde una serie de ritos iniciáticos que llevan a cabo Ulises, su hijo Telémaco y su esposa Penélope. Mientras el autor va relatando los distintos episodios, expone de forma clara y transparente todos los significados escondidos tras cada mito.

Por lo antedicho, este libro resulta tremendamente esclarecedor para quien quiera acercarse al conocimiento del papel de las diosas (e incluso de la mujer) a lo largo de la historia; ver cómo se ha ido configurando a través de las distintas religiones y culturas a través de los siglos. todo ello de una manera sencilla y accesible para cualquier tipo de público.

NOTA: Esta reseña pertenece a Mistérica Ars Secreta 5.

Publicado el Deja un comentario

Una novela de hadas para adultos

 

07 Fantastes

 

 

 

 

 

 

 

George MacDonald.

Fantastes.

Ediciones Atalanta. Girona, 2014.

271 págs.

24,00 €

 

«Una novela de hadas para hombres y mujeres» es el subtítulo de esta obra de 1858 del autor escocés George MacDonald, publicada en una admirable edición de Atalanta en la que se incluye un prólogo de C. S. Lewis (escritor sobre el que MacDonald influyó profundamente), donde este relata su primer encuentro con la novela: «Aquello me hizo, de hecho, convertir e incluso bautizar […] mi imaginación». George MacDonald fue uno de los escritores de historias fantásticas más importantes de Gran Bretaña en la época victoriana, aunque su fama no ha perdurado hasta nuestros días, al contrario que la de su amigo Lewis Carroll.

Como indica el subtítulo, nos hallamos ante una novela de hadas para adultos, ya que, pese a todas las criaturas propias de los cuentos infantiles que encontramos en este libro, el trasfondo del mismo es puramente místico. Todos los caballeros andantes, damas blancas, hadas y monstruos que aparecen alimentan una suerte de alegoría, la cual convierte esta obra en un Bildungsroman o novela de aprendizaje. El protagonista, Anodos (que en griego significa ‘ascenso’), al cumplir veintiún años, encuentra en su habitación una puerta al mundo de las hadas. Al adentrarse en esta tierra fantástica, se relaciona con todo tipo de seres —feéricos o no—, tales como árboles y estatuas que cobran vida, caballeros andantes o gigantes que le acompañarán en su travesía (en unas ocasiones ayudándole y en otras perjudicándole) y le mostrarán el camino a través de ese mundo hacia el destino que se ha propuesto el protagonista: el palacio de las hadas.

El estilo de George MacDonald es tremendamente descriptivo, lo que hace que el lector se sumerja por completo en el reino de las hadas; que visualice este paisaje exuberante y mágico, con sus criaturas, como si contemplase un cuadro. Acompañaremos a Anodos, el joven apasionado, enamorado de un ideal femenino que persigue sin descanso y encuentra varias veces a lo largo de la novela. Viviremos con él sus alegrías y sus penas, junto a los tormentos que le causa su propia sombra (que es su peor enemigo, ya que le atormenta continuamente). Solo al deshacerse de ella terminará este viaje por el mundo onírico y fantástico, del que también se ha dicho que es el viaje simbólico de su alma por el reino de la muerte, y habrán concluido su aprendizaje y su transformación personal. MacDonald es un creador de mitos modernos y Fantastes, uno de los mejores ejemplos de su arte.

Gema Solís Villamarzo

Publicado el Deja un comentario

La puerta a un conocimiento profundo de la obra de Blake

Blake Urizen

Kathleen Raine.

Ocho ensayos sobre William Blake.

Editorial Atalanta.

Por Pedro Ortega.

Mi aproximación a la obra de William Blake había sido siempre a través de su obra gráfica, debido fundamentalmente a mi formación como historiador del arte y a la no demasiada profusión de textos de calidad sobre la figura de Blake en nuestro idioma. Sí que puedo mencionar un librito que me fue de bastante utilidad para acercarme a la iconografía de Blake titulado Pequeño diccionario de William Blake de Cristóbal Sierra. También me había aproximado a su poesía a través de una interesante edición bilingüe pero confieso que se me hizo difícil acceder al intrincado sustrato ideológico que reposa tras toda su obra.

Portada BlakeSin embargo, con la obra que tenemos entre manos, he de decir que se puede lograr al menos empezar a entender, a desentrañar el críptico sentido de la colosal obra de William Blake tanto artística como poética. Kathleen Raine, una de las mayores expertas en la obra de Blake, disecciona de manera perfecta algunos topos de la obra del genio y para mí ha sido algo parecido a una revelación. La lectura me iba descubriendo algunas claves para ir entendiendo elementos de Blake que son imprescindibles para su comprensión.

Blake es tildado a menudo de visionario, no sin razón, pues elabora todo un corpus que pendula entre la religión y la filosofía. Un pensamiento que fue totalmente innovador pero que no fue entendido por sus contemporáneos y que no será hasta el Simbolismo finisecular cuando se le descubra. Otro hecho importante es la deuda que tiene Blake con dos heterodoxos: Swedemborg y Böhme, considerados hoy como dos pensadores vinculados al ocultismo. Kathleen Raine establece una precisa relación entre ellos y Blake y establece sus diferencias. En este punto no se muy bien si la autora quiere poner distancia entre Blake y el mundo esotérico o si bien Blake es un esotérico singular. Mucho podría dar de si esta cuestión.

Un elemento muy importante de la obra de Blake son las nociones de Dios y de Demonio, que sorprenden por su novedad y singularidad. Para Blake Dios es la imaginación, todo lo que nuestra mente puede abarcar mientras que el Demonio o Urizen es el individualismo. Cabe aquí señalar la condena de Blake al pensamiento de su época: tanto al positivismo filosófico como a la ciencia empírica. Blake se está dando cuenta que ese mundo de Dios –de la imaginación- se viene al traste por el empirismo que devendrá en materialismo. Un pensamiento del todo innovador.

Hay dos ensayos que quiero subrayar especialmente y que son los que ponen en relación el pensamiento de Blake con su faceta artística. Son «El sufrimiento según las ilustraciones de Blake del Libro de Job» y «El Apocalipsis: Blake y Miguel Ángel». En ambos la autora hace un análisis de cómo el pensamiento religioso de Blake se pone de manifiesto a través de su obra gráfica.

Desde luego este libro ha sido más que revelador y a buen seguro logra un acertado acercamiento al pensamiento y a la obra de Blake. Yo lo considero muy clarificador y revelador para conocer la dimensión de gigante que tiene la figura de Blake y que lo coloca como una de las figuras capitales dentro del pensamiento y las artes occidentales.

Publicado el Deja un comentario

Para los amantes del relato fantástico

Jacobo Siruela (Ed.).

Antología Universal del Relato Fantástico.

Editorial Atalanta.

Por Pedro Ortega.

Dado que mi formación académica está orientada a la Historia del Arte he tenido siempre que tener a la Literatura como apoyo, fundamento o fuente para las obras artísticas. Pero una vez te has sumergido en el vasto universo literario, no te queda más que rendirte a la fascinación que provoca la Literatura. En lo que a mi respecta, mis temas de interés se han centrado fundamentalmente en la literatura del XIX, sobre todo la fantástica, y como forma literaria siempre me ha ataído más el relato que la novela. De este modo, el libro que reseñamos hoy, ha servido para abrirme los ojos a un gran número de autores que apenas conocía de nombre o que había encontrado citados en alguna ocasión. Su lectura ha sido para mi sumamente enriquecedora.

Portada antología relato fantásticoDesde luego, la empresa de abordar una antología universal del relato fantástico es titánica y solamente alguien que conoce este medio con profundidad puede acometerla. El titán se llama Jacobo Siruela y su labor editorial ha sido sobresaliente. Su ensayo preliminar, aparte de introducir al lector al universo que nos presenta, establece los criterios seguidos para llevar a cabo la selección. En este caso, Jacobo Siruela, nos dice que su elección tiene que ver con una concepción del relato fantástico “más allá de los géneros, al entender que por su enorme variedad de temas y tratamientos estilísticos, lo fantástico no puede quedar circunscrito al cuento de terror y sus variantes, sino que debe referirse a un fenómeno literario más amplio, cuyo rastro multiplica sus huellas en todas las literaturas del mundo”.

El volumen presenta 56 relatos que abarcan más de 1200 páginas y cuya selección ha seguido un orden cronológico. En mi opinión, cabría destacar que la mayoría de relatos y los más sugerentes son aquellos que recorren el siglo XIX y los que se escriben en los albores del siglo XX. A partir de ahí el lector se da cuenta de que varían los patrones, los temas y la forma de aproximarse al hecho misterioso. Y yo la verdad, los prefiero. Esto tal vez tiene que ver con mi formación y mis gustos, más afines a lo decimonónico. Pero no es menos cierto que hay textos capitales en el XX como los de Cortázar, Borges o Tanizaki cuya literatura es realmente sublime.

Dentro de los relatos del XIX también me he llevado gratas sorpresas al descubrir autores que no había leído anteriormente. Así puedo mencionar a Arthur Machen, Margaret Oliphant, Robert Hichens o Iván Turguéniev.

Y dejo para el final los relatos de los autores para mí son capitales en la materia de lo fantástico: E.T.A. Hoffmann, Poe, Hawthorne, Gautier, Villiers de l’Isle-Adam, Dickens, Le Fanu, Maupassant y, como, no H.P. Lovecraft.

La lectura del volumen ha sido tremendamente enriquecedora y, personalmente, me ha servido para trazar una línea temporal en la que encuadrar a la literatura fantástica a través del mundo del relato. Lo he leído con pasión y me he deleitado en ello. Así que recomiendo encarecidamente su lectura. Todoslos que amamos el hecho misterioso y nos gusta la lectura disfrutaremos de cómo el imaginario literario ha imaginado esa entidad fantástica pero no por ello ficticia que mora en el interior del ser humano.

Felicitamos desde esta tribuna a Jacobo Siruela por su trabajo de selección y de magnífica edición de una antología esencial.