Publicado el Deja un comentario

Especial verano: castillos de cuento con Pedro Ortega

Castillo de Donnafugata en Sicilia

Los castillos siempre han sido elementos indispensables en los cuentos de todos los tiempos. No hay castillo que no esté encantado, bajo un hechizo, o en el que viva una bruja malvada. Tampoco faltará una doncella apresada en una torre o víctima de algún sortilegio, y siempre habrá un apuesto caballero dispuesto a luchar contra el dragón y dar muerte al hechicero o la maléfica bruja. Estos edificios tan especiales nos hacen soñar, nos trasladan a otras épocas o nos fascinan con su impresionante arquitectura. Pero no hay que olvidar que los castillos también cuentan con un lado oscuro de fantasmas y leyendas, y quizá por ello son el escenario perfecto para los cuentos más crueles.

Publicado el Deja un comentario

Programa 03×07 La Alemania de los hermanos Grimm con Israel J. Espino

Castillo

Los cuentos populares nos narran historias tras las que suele esconderse algún tipo de moraleja o consejo. Provienen en su mayoría de la tradición oral y nos refieren a una sabiduría ancestral.

En Alemania contamos con los hermanos Grimm, quienes, en el siglo XIX, se dedicaron a recopilar y reescribir estas narraciones tal y como las conocemos hoy en día.

En esta ocasión, visitaremos los lugares en los que acontecen estas historias, como Bremen o Hamelin, así como los castillos de cuentos tan famosos como Rapunzel o La Cenicienta.

Otra parada será el castillo de Damstand en el cual pudo inspirarse Mary Shelley para escribir su obra cumbre: Frankenstein o el moderno Prometeo.

Así que os proponemos una ruta por Alemania para descubrir algunos enclaves relacionados con los cuentos de la mano de Israel J. Espino.

Seguiremos con Pedro Ortega y su sección “MADRID SECRETO”, en la que nos desplazamos al madrileño parque del Retiro para conocer unas ruinas románicas, las únicas con las que contamos en la ciudad.

Y para finalizar, os presentamos nuestra “AGENDA SECRETA” para manteneros al día de todas las novedades culturales que no os podéis perder.

Publicado el Deja un comentario

Los cuentos de Aleister Crowley

Aleister Crowley.

El testamento de Magdalen Blair y otros cuentos extraños e inquietantes.

Valdemar. Madrid, 2016.

447 págs.

14 €

 

De Aleister Crowley se han contado muchísimas cosas y la mayoría malas: que si era la Bestia 666, que si era la persona más malvada del mundo, que si era un maníaco sexual y organizaba grandes orgías… No dudo que todo esto pudiera ser en cierta manera verdad; pero si, como es el caso, nos aproximamos a su obra literaria, Crowley parece cobrar algo de humanidad.

En nuestro país ya contábamos con una edición de El testamento de Magdalen Blair a cargo de Siruela, pero esta data del año 1992 y hoy en día es muy difícil de encontrar. Valdemar ha tomado el testigo y añadido además toda una serie de cuentos inéditos para conformar un volumen que nos puede muy bien revelar sobre cuáles eran las intenciones literarias de Crowley.

Cuando abres las páginas de este volumen, esperas encontrarte invocaciones, relatos terroríficos y crueles, e incluso orgías como las que el Marqués de Sade exponía en sus novelas (por ejemplo en Las ciento veinte jornadas de Sodoma, uno de los libros más terribles que se hayan publicado). Si bien Crowley se recreaba en lo macabro y lo cruel, en mi opinión es más contenido en su escritura. Parece que quisiera abrirse un hueco en la historia de la literatura siguiendo los cánones de su época, aunque a mi juicio no lo consigue.

Algunos autores, como Frank Harris, han tildado el relato «El testamento de Magdalen Blair» de ser el cuento más terrorífico jamás escrito. Si bien destaca entre los demás, no comparto esa afirmación. Y si no, que se lo digan a Bram Stoker, el autor de Drácula, de quien se supone que fue compañero de Crowley en la sociedad secreta británica conocida como Golden Dawn.

Sí es verdad que en sus tramas aparecen a veces este tipo de asociaciones, como es el caso del cuento «Ercildoune» (donde hay una fraternidad rosacruz), o incluso pasajes crueles y sádicos como los incluidos en «La zorra». Sin embargo, a mi juicio Crowley hace poco hincapié en estos aspectos dentro de sus narraciones. Tenemos también la presencia de científicos locos (un tema que parece ser del gusto del autor) en relatos como «El buscador de almas», «El profesor Zircon» o «La enfermedad misteriosa».

Sea como fuere, esta compilación resulta muy interesante y nos acerca a la faceta menos conocida de la Bestia 666, el hombre más malvado del mundo, que aquí no muestra esa crueldad salvaje que tanto se atribuye a sus narraciones.

Pedro Ortega

Publicado el Deja un comentario

The Slenderman y el Flautista de Hamelín

Los hermanos Grimm recogieron en sus narraciones los miedos universales, atávicos, que permanecen en nuestro inconsciente generación tras generación. El miedo al otro, a lo desconocido, a la sexualidad, al rapto, al infanticidio subyace en muchos de sus cuentos, que han llegado a nuestros días edulcorados por “la magia de Disney”. Los cuentos de los Grimm de ayer son las leyendas urbanas de hoy. Al igual que las historias se iban modificando según quién las narrase y la región que las adoptase, cada usuario  de Internet va modificando y adaptando la narración original a sus temores personales o propios de su cultura. Este es el caso de las creepypastas, esas leyendas urbanas que de forma viral se propagan por la red.

Dos de las principales diferencias de las creepypastas respecto a los cuentos tradicionales de los Grimm son: en primer lugar, la vertiginosa rapidez con que se propongan y llegan a cualquier rincón del planeta, es decir, su viralidad. La segunda, el aspecto wiki o colaborativo que caracteriza su desarrollo actual. Cada usuario lee, ve o interactúa con lo que han creado sus precedentes en redes o canales como Creepypastas Wiki, YouTube o Minecraft, y aporta sus propios ingredientes a la historia, “customizando” o “tropicalizando” el argumento.

En el reportaje de HBO “Beware the Slenderman”, diversos especialistas tratan de penetrar en la mente de Morgan y Anissa, dos jóvenes  de 12 años que en 2014 trataron de asesinar a su amiga supuestamente por orden de Slenderman. Las niñas  llegaron a una confusión total entre realidad y ficción, lo cual les llevó a planificar el asesinato con tanta frialdad como inocencia: realmente lo hicieron porque “creían” que era lo que tenían que hacer.

El psiquiatra Richard Dawkins describe en el documental de HBO a Slenderman como un poderoso meme que va mucho más allá de echarse un cubo de agua helada por encima. Es un meme que inspiró a las dos jóvenes a matar. Un meme es una idea, una canción, un estilo de baile o cualquier tipo de tema que se copia de un cerebro a otro. Normalmente los memes desaparecen rápidamente, aunque en el caso de Slenderman perdura por una sencilla razón: la gente quiere que persista.

El nacimiento de Slenderman en Internet se puede fijar con precisión el 10 de junio de 2009, cuando el usuario Victor Surge (cuyo nombre real es Eric Knudsen) escribió un post acerca de este terrorífico personaje. Desde entonces se fue reproduciendo sin control a través de canales visuales como YouTube, Tumblr y 4Chan. Cada persona fue añadiendo su versión de lo que es Slenderman: el monstruo que sale del armario, el pervertido que secuestra niños, el siniestro personaje que nos sigue por una calle a medianoche.

Pero Slenderman también tiene un “reverso amable”: es la figura que comprende al adolescente que está solo, que pasa de la infancia a la adolescencia incomprendido por su familia. Slenderman comprende qué hace especial al joven que no tiene amigos o que es acosado en el colegio. Entiende su mundo interior, sus dudas y dificultades, sus miedos y complejos. Slenderman es el extraño que comprende al adolescente mejor que sus padres, profesores o cualquier otro adulto.

En el reportaje de HBO el Dr Jack Zipe, psiquiatra y especialista en crítica literaria, entiende el  mito de Slenderman como un ángel de la guarda,  “la parca con corazón” que no aparece para robar niños, sino que les rescata de su soledad, del acoso, de la incomprensión de los mayores.

Este doble sentido es el que también se lee en “El flautista de Hamelín”. Se trata de una fábula de origen alemán documentada por los hermanos Grimm en 1816 que narra un desgraciado acontecimiento ocurrido en la ciudad de Hamelín en 1284. La historia es conocida por todos: un misterioso extranjero se ofrece a liberar a los habitantes de Hamelín de la plaga de ratas que la asola. El alcalde acepta a pagarle cierta cantidad si cumple su propósito. El personaje toca una melodía con su flauta que hace que todas las ratas le sigan hasta el río, en el que caen y mueren ahogadas. Sin embargo, cuando el flautista regresa a reclamar su deuda, los ciudadanos se niegan a pagarle, con lo que toca una nueva melodía que paraliza a los adultos y provoca que los niños le sigan. El flautista les guía hasta una montaña que se abre para que pasen, y se cierra para siempre cuando el último pequeño ha entrado en ella.

Esta narración es la que maravillosamente ilustró a través de la técnica de stop motion el cineasta checo Jiri Barta en su película “Krysar” de 1985, una obra maestra de animación que aprovechamos para recomendar: https://www.youtube.com/watch?v=x02IieCn6wk

Se especula sobre cuatro posibles orígenes de esta narración: el primero, que hubo un accidente por el cual muchos niños se ahogaron en el río o fallecieron por un corrimiento de tierras o similar. El segundo, que contrajeron alguna enfermedad infantil contagiosa (“peste”) y mortal, por la cual fueron desplazados fuera de la ciudad para evitar el contagio masivo. El tercero, que los niños y jóvenes fueron reclutados para algún tipo de leva o campaña militar. Y el cuarto, que los niños o “kinder”, en el sentido de “jóvenes del pueblo”, abandonaron la ciudad voluntariamente para colonizar alguna zona en el este de Europa.

Sea como fuere, el flautista de Hamelín resulta tan siniestro y perturbador como el Slenderman. Según el documental de HBO, las jóvenes Morgan y Anissa trataban de que a través de su asesinato Slenderman las considerase dignas de su atención y que, convirtiéndose en sus “ayudantes” (“proxies”), él no les hiciese daño a ellas o a sus familias. Tras el intento de asesinato y dejando moribunda a su amiga, se dirigieron a pie hacia el parque nacional de Waukesha, donde supuestamente habita Slenderman, para unirse a él y gozar así de su protección.

El hecho es que dos chicas de 12 años intentaron asesinar a su mejor amiga por Slenderman. Eso es poder.

Para saber más:

Publicado el Deja un comentario

La casa maldita

la-casa-malditaPedro Escamilla.

La casa maldita y otros casos insólitos.

Quálea Editorial. Torrelavega, 2015.

178 págs.

17,00 €

 

Pedro Escamilla fue, definitivamente, un literato de gran calidad perdido en la bruma de los tiempos. Se sabe que nació en Madrid, pero no las fechas de su biografía, ya que desapareció repentinamente; ello contribuyó a que fuera uno de los personajes más misteriosos de la bohemia madrileña del xix. Vividor nocturno y atormentado soñador, fundó el periódico El fisgón en 1865 y escribió gran cantidad de obras teatrales, novelas y narraciones cortas. Con todo y con ello, en su época tuvo un gran reconocimiento literario, además de granjearse la amistad de varios escritores de la bohemia, como Pedro Marquina y Pelayo del Castillo. Otro elemento extraño de su biografía es que no se sabe si su nombre era real o un seudónimo, atribuido, quizá, a Julián Castellanos y Velasco.

La producción cuentística de Escamilla fue su actividad más fructífera y se publicó, en su mayor parte, en diferentes números de la revista El periódico para todos. en estos cuentos el elemento sobrenatural y el misterio son el verdadero protagonista. Por ello, nuestro autor es una joya perdida, ya que este tipo de literatura escasea en las letras castellanas. Si dentro de las leyendas góticas y fantásticas el mayor representante español fue Bécquer con sus Rimas y leyendas, Pedro Escamilla es, sin duda, otro de los grandes autores españoles del género. Escamilla, autor de gran imaginación, cultivó el relato breve con temática y estilo paralelos a los de Edgar A. Poe, el citado Bécquer o el alemán E. T. A. Hoffmann.

A lo largo de diecisiete cuentos, nuestro autor nos presenta una realidad donde los personajes se ven embaucados o sorprendidos por imágenes inquietantes, eventos sorprendentes y hechos sobrenaturales que resquebrajan el límite de lo lógico. Escamilla nos adentra en un ambiente de terror psicológico donde el elemento fatídico, la casualidad, la pesadilla y el suspense se hacen con el control del hilo narrativo.

El sello cántabro independiente Quálea editorial es el encargado de hacernos llegar ciento setenta y ocho páginas de intensa literatura fantástica y sobrenatural. Su empeño tiene dos méritos: rescatar del olvido a uno de los autores menos conocidos y con más inventiva del desértico panorama fantástico de las letras españolas decimonónicas, y hacer una selección de las narraciones más notables del autor madrileño dentro de su gran producción literaria.