Publicado el Deja un comentario

04×34 Los secretos de El Cairo con Nacho Ares

El Cairo

En esta ocasión viajamos hasta El Cairo, la capital de Egipto, en busca de sus lugares más recónditos.

De la mano de nuestro invitado os proponemos una mirada diferente a esta ciudad, centrada en los lugares más misteriosos que se esconden en una de las metrópolis más grandes del mundo.

Recorreremos sus calles para descubrir palacios, hoteles, cementerios y otros lugares, fuera de los circuitos turísticos y que pasan desapercibidos a la mayoría de los viajeros. Sin duda se trata de una ciudad única que esconde entre sus calles un gran número de lugares repletos de historia y secretos.

Seguiremos con la sección “Patrimonio Secreto” en la que viajamos hasta Budapest para descubrir la ciudad romana de Aquincum y su relación con el culto al dios Mitra. Y para finalizar, como es habitual, os ofrecemos nuestra “Agenda Secreta” para manteneros al día de todas las novedades culturales que no os podéis perder.

Publicado el Deja un comentario

04×10 Egipto en Madrid con Nacho Ares

Esta noche tenemos un programa muy especial, pues emitimos una de las conferencias del segundo Salón del Misterio, que celebramos el pasado 2 de noviembre en el Museo Lázaro Galdiano de Madrid. Allí contamos, entre otros invitados, con la presencia de Nacho Ares quien nos habló de las huellas del Antiguo Egipto que podemos descubrir y admirar en la ciudad de Madrid.

También es una ocasión especial pues queremos invitaros a otro evento, aunque esta vez literario, el próximo jueves 12 de diciembre.

Y es que este día tan señalado, nuestro querido Pedro Ortega presentará su libro Crónicas del Madrid secreto II. Hitos y misterios artísticos de la capital de España. La cita será en la biblioteca Iván de Vargas, en la calle San Justo nº 5 a las 7 de la tarde, muy cerquita de la plaza de la Villa. Allí os esperamos, así que apuntadlo en la agenda.

Publicado el Deja un comentario

MRS Verano: el Templo de Debod con Alfonso Martín Flores

Con este programa despedimos ya la temporada de verano. A partir del próximo jueves volvemos al horario normal, de 20 a 21h en radiocirculo.es y al terminar el programa estará también disponible en Ivoox, iTunes, Google Podcasts y se redifundirá en UniRadio Jaén, Radio Viajera, La Radio de la Historia y Mundo Insólito Radio.

En este programa nos acercamos al Templo de Debod en Madrid de la mano de su conservador, Alfonso Martín Flores, quien muy amablemente nos sirvió de guía para visitar este templo egipcio, uno de los cuatro que se encuentran fuera del país del Nilo.

Alfonso nos cuenta de primera mano el significado de algunas estancias o las diversas advocaciones del templo, como es el caso de Augusto, el emperador romano, al que adoraban como un dios en los templos egipcios de esa época. También nos cuenta la historia de un extraño grafiti del que todavía se desconoce su significado.

Publicado el Deja un comentario

Programa 03×06 Cleopatra y Alejandría con Nacho Ares

Cleopatra por John William Waterhouse


Si pensamos en el Antiguo Egipto, enseguida nos vienen a la mente las pirámides de Giza, el Valle de los Reyes o los templos de Karnak y Luxor.

Pero en esta ocasión viajamos al delta del Nilo donde se encuentra una ciudad que atesoró todo el conocimiento de la Antigüedad en sus bibliotecas: nos estamos refiriendo a Alejandría.

Esta ciudad fue fundada por el gran Alejandro Magno y gozó de un gran esplendor en la etapa del dominio griego de Egipto.

Por último, nos acercamos a la figura de Cleopatra para preguntarnos dónde se halla su tumba, la cual los historiadores griegos situaban en Alejandría.

Esta noche viajamos al Antiguo Egipto de la mano de Nacho Ares para descubrir un enclave repleto de magia y misterio, una ciudad construida por uno de los más grandes héroes de la civilización griega y en la que se estableció el gran núcleo del saber en la Antigüedad.

Seguiremos con Pedro Ortega y su sección “MADRID SECRETO”, en la que nos habla de la Dama de Elche y del debate sobre su autenticidad. Y para finalizar, os presentamos nuestra “AGENDA SECRETA” para manteneros al día de todas las novedades culturales que no os podéis perder.

Publicado el Deja un comentario

El Grial de la Alianza

El Grial de la AlianzaManuel Fernández Muñoz.

El Grial de la Alianza. Un viaje en busca del Arca Perdida en Etiopía.

Editorial Almuzara. Córdoba, 2018.

240 págs.

19,95 €

El Grial de la Alianza nos propone un apasionante viaje tras las huellas del Arca Perdida por las tierras de Israel, Jordania, Egipto y Escocia hasta llegar a Etiopía en busca de la revelación definitiva sobre el Arca de la Alizanza.

Con esta propósito descubriremos pruebas de la huida del pueblo hebreo de la tierra de Gosen y también del origen egipcio de Moisés. Proseguiremos esta aventura recorriendo Tierra Santa en busca de dos Arcas siguiendo su pista a lo largo del tiempo; la que contenía las tablas rotas por Moisés, tras su regreso del Monte Sinaí, y la que contenía las definitivas. Y también rastrearemos las huellas de los caballeros templarios en las iglesias rupestres de Lalibela y sopesaremos la posible hipótesis de que trajeran a Europa una copia del cofre que contenía las tablas rotas por Moisés, relicario al que llamaron Santo Grial. De ahí que este periplo nos haga recalar en lugares tan distantes y conocidos de la ruta griálica como Rennes-le-Château o la Capilla Rosslin entre otros.

Finalmente, este recorrido nos conducirá a desvelar el Nombre Secreto de Dios, que se convertirá en el argumento principal de esta aventura.

Manuel Fernández Muñoz es diplomado en Ministerio Pastoral y Capellanía, viajero infatigable y escritor de varios títulos como Guía histórica, mística y misteriosa de Tierra Santa, también de la editorial Almuzara y reseñado en Mistérica.

Esta nueva obra, El Grial de la Alianza, nos presenta una particular visión e investigación, con numerosas referencias bíblicas y material gráfico, de uno de los tesoros y enigmas más buscados de todos los tiempos y con el que el autor se propone reescribir un capítulo fundamental de la Historia.

Publicado el Deja un comentario

La leyenda del astrólogo árabe

Este extraordinario anciano fue bien recibido del monarca, el cual, como la mayor parte de los reyes octogenarios, comenzó a hacer a los médicos sus favoritos. Quiso instalarlo en su palacio, pero el astrólogo prefirió una cueva que había en la falda de la colina que dominaba a Granada, y que es la misma sobre la cual se halla la Alhambra. Hizo ensanchar la caverna de tal modo que formaba un espacioso y vasto salón, con un agujero circular en el techo, que parecía un pozo, por el cual miraba el firmamento y observaba las estrellas, aun en medio del día. También cubrió las paredes del salón con jeroglíficos egipcios, símbolos cabalísticos y figuras de estrellas con sus constelaciones, y proveyó su vivienda de instrumentos fabricados bajo su dirección por los más hábiles artistas de Granada, pero cuyas ocultas propiedades eran de él solamente conocidas.

En muy poco tiempo llegó a ser el sabio Ibrahim el consejero favorito del rey, el cual le consultaba cuando se veía en alguna tribulación. Estando una vez Aben-Habuz lamentando la injusticia de sus convecinos y quejándose de la perpetua vigilancia que se veía obligado a observar para guardarse de sus invasiones, el astrólogo, luego que aquél concluyó de hablar, permaneció un rato en silencio, y le dijo después:

-Sabe, ¡oh rey!, que cuando yo estaba en Egipto vi una gran maravilla inventada por una sacerdotisa pagana de la antigüedad. En una montaña que domina la ciudad de Borsa, y mirando al gran valle del Nilo, había una figura que representaba un carnero y encima de él un gallo, ambos fundidos en bronce y dispuestos de manera que giraban sobre un eje. Cuando el país estaba amenazado por alguna invasión, el carnero señalaba en dirección del enemigo y el gallo cantaba, y de este modo presentían el peligro los habitantes de la ciudad y conocían la dirección de donde venía, pudiendo prepararse con tiempo para defenderse.

-¡Gran Dios! -exclamó el atribulado Aben-Habuz-. ¡Qué tesoro sería para mí un carnero semejante, que me hiciese la misma señal en medio de esas montañas que me rodean, y un gallo como aquél que cantase cuando se acercara el peligro! ¡Allah Akbar! ¡Y qué tranquilo dormiría en mi palacio con tales centinelas en lo alto de mi torre! El astrólogo esperó por un momento a que concluyese sus exclamaciones el rey, y continuó:

-Después que el virtuoso Amrou (¡cuyos restos descansen en paz!) concluyó la conquista de Egipto, permanecí algún tiempo entre los ancianos sacerdotes de aquel país, estudiando los ritos y ceremonias de aquellos idólatras, procurando instruirme en las ciencias ocultas, por cuyo conocimiento alcanzaron aquéllos tanto renombre. Estando sentado cierto día a orillas del Nilo conversando con un venerable sacerdote, me señaló las enormes pirámides que se levantan como montañas en medio del desierto: «Todo lo que te podemos enseñar -me dijo- no es nada comparado con la ciencia que se encierra en esas portentosas edificaciones. En el centro de la pirámide que está en medio hay una cámara mortuoria en la que se conserva la momia del Gran Sacerdote que contribuyó a levantar esta estupenda construcción, y con él está enterrado el maravilloso Libro de la Sabiduría, que contiene todos los secretos del arte mágico. Este libro le fue dado a Adán después de su caída, y se ha ido heredando de generación en generación hasta el sabio rey Salomón, quien, con su ayuda, construyó el templo de Jerusalén. Cómo vino a poder del que construyó las pirámides, solamente lo sabe Aquél para quien no existen secretos.»

Washington Irving
La leyenda del astrólogo árabe

Publicado el Deja un comentario

Descripción de las pirámides por Heródoto

“Los diez años, pues, se emplearon en esta calzada y en las cámaras subterráneas de la colina en que se levantan las pirámides, cámaras que Quéope se hizo construir para tumba suya en una isla, conduciendo allí por un canal el agua del Nilo. Pero en la construcción de solo la  pirámide, el tiempo empleado fueron veinte años. Cada una de sus caras –es cuadrad- mide ocho pletros de longitud y otro tanto su altura; y es de piedra pulida y perfectamente ajustada; ninguno de los bloques tiene menos de treinta pies… “… ese Quéope, decían los egipcios, reinó cincuenta años, y a su muerte, heredó el trono su hermano Quefrén. Y este se comportó en todo como su antecesor, y también hizo construir una  pirámide, que no alcanza las dimensiones de las de Quéope (pues nosotros mismos la medimos) (…); pues no hay en ella cámaras subterráneas, como tampoco desde el Nilo llega a ella un canal como el que penetra en la otra pirámide por un conducto de obra y que rodea en su interior una isla donde, dicen, reposa el propio Quéope. Hizo construir su base con piedra etiópica de varios colores, y la dejó cuarenta pies menos alta que la otra pirámide, la grande, cerca de la cual la edificó; y las dos se levantaron sobre la misma colina, que tiene como unos cien pies de altura…”

…Y después de Quefrén, dijeron los sacerdotes, reinó en Egipto Micarino, hijo de Quéope…  Este rey dejó también una pirámide, mucho más pequeñas que la de su padre. Cada una de sus caras tiene tres pletros menos veinte pies y es cuadrada y de piedra etiópica hasta su mitad”.

HERÓDOTO, Historias, CSIC, Colección Hispánica de autores griegos y latinos, Madrid- Barcelona, 1971. Libro II, pp. 124 y ss.

Publicado el Deja un comentario

El Evangelio de las Suertes de María

Han pasado varios años desde que la investigadora Anne Marie Luijendijk, al examinar un códice copto del siglo VI en el Museo Sackler de Harvard, descubrió otro códice más pequeño, en pergamino, titulado Evangelio de las Suertes de María, la madre del Señor Jesucristo, a la que Gabriel el arcángel trajo la buena nueva. El que persiga con todo su corazón, obtendrá lo que desea. No seas de dos mentes. Se trata de un manuscrito de setenta y cinco páginas, que contienen pasajes breves de carácter mágico.

Aunque lleve por título “Evangelio”, el libro no contiene ningún pasaje de la vida o la pasión de Cristo: ni María ni Cristo son los protagonistas. Si abundan las referencias bíblicas, con citas de Salmos, Job, Proverbios, Mateo o Lucas. En realidad, la finalidad del libro era la de adivinar el futuro y cada página elegida al azar daba una respuesta a la pregunta del consultante.

El Evangelio de las Suertes de María es una muestra del papel que tenían las artes adivinatorias en el Egipto cristiano. Encontramos oráculos como el siguiente: «Ve y haz tus votos, y lo que prometiste cúmplelo inmediatamente. No tengas una mente doble, pues Dios es misericordioso. Él es el que cumplirá tu petición y aliviará la aflicción de tu corazón» (oráculo 25).

Para consultar las respuestas existían diversos métodos. Se podían utilizar pequeñas fichas en las que se inscribía la pregunta y a través de diversos juegos de azar se obtenía la respuesta. También se empleaban dados o astrágalos, cuyo número indicaba la respuesta, ya fuera un número que se correspondía con el nombre de un dios, una página o un verso. En un fragmento de papiro se cuenta que se usaban hojas de palma para invocar a la Gran Señora Isis a través del mensajero Hermes.

Acostumbrados a la fe y a los milagros, vemos cómo también el cristianismo primitivo de origen copto utilizaba la adivinación vinculada a la religión, manteniendo la tradición egipcia previa al cristianismo.
Fuente: National Geographic

Publicado el Deja un comentario

Arqueología imposible

¿Qué tiene que decir la historiografía oficial sobre los descubrimientos arqueológicos que ponen en duda la datación del origen de la civilización? ¿Qué razones movieron al hombre a erigir pirámides de formas tan similares a lo largo del mundo? ¿Existió el Diluvio Universal? ¿Podemos considerar que algunos monumentos megalíticos fueran los primeros observatorios astronómicos? Son muchas las incógnitas que se nos plantean al examinar determinados yacimientos arqueológicos. Francisco González, redactor jefe de la revista Año/Cero y autor del libro Arqueología imposible, expone en esta entrevista sus ideas al respecto.

Esta entrevista pertenece a Mistérica Ars Secreta 8 (El conocimiento hermético).

Puedes adquirir la revista en nuestra web, en formato impreso o digital:

Mistérica Ars Secreta 08 (impreso) (portes incluidos)

Publicado el Deja un comentario

Momias bajo el escáner

Las momias –especialmente las egipcias- siempre han resultado fascinantes. Desde al menos el siglo XIX, con el auge de la egiptología, son muchos los aventureros, científicos, estudiosos y aficionados de todo tipo que han querido resolver sus misterios y dar respuesta a sus enigmas: ¿Quiénes fueron estos personajes tan cuidadosamente preparados para su viaje al más allá? ¿Cuáles eran sus objetos y adornos favoritos, que debían acompañarles en el otro mundo? ¿Cómo serían físicamente estas personas, y en qué ocuparon sus días?

Hollywood se ha encargado de dibujar un retrato de las momias algo siniestro y truculento. Desde la resurrección de Imhotep en “The Mummy” protagonizada por Boris Karloff en 1932 a las versiones más espectaculares y virtuales de los años recientes, las momias del antiguo Egipto han resultado siempre ser vengativas, destructivas y sin duda de aspecto poco favorecedor, al menos en sus primeros estadios de resurrección. Pero la gran pregunta que científicos y médicos se han hecho es: ¿cómo es físicamente una momia, bajo sus vendajes?

the_mummy
Cartel de la película The Mummy, dirigida por Karl Freund y protagonizada por Boris Karloff en 1932.

Gracias a la tecnología actual esta pregunta ha podido encontrar respuesta sin necesidad de desvestir a las momias ni de alterar estos valiosísimos restos humanos. Recientemente, cuatro momias del Museo Arqueológico Nacional de Madrid (tres egipcias y una guanche) fueron trasladadas al Hospital Universitario Quirón Salud Madrid para someterse a un TAC utilizando la última tecnología en escáneres de España. El objetivo era obtener toda la información posible a través de los rayos X, convirtiendo los datos y más de 2.000 imágenes trasversales en representaciones volumétricas tridimensionales.

escaner
Nespamedu entra en el escáner- RTVE Raúl Tejedor.

La primera momia analizada fue la de Nespamedu, un sacerdote del cinematográfico Imhotep que vivió en la época ptolemaica (332 a. C. – 30 a. C.) El equipo médico pudo a través del escáner constatar el excelente estado de la dentadura, que los expertos del Arqueológico relacionaron con una dieta saludable. Es posible ver una reconstrucción en 3D en el siguiente vídeo.

Nespamedu
Nespamedu. Museo Arqueológico Nacional/Quirónsalud.

Las otras dos momias egipcias, correspondientes a dos mujeres, también fueron analizadas. La cuarta, la momia guanche mejor conservada del mundo, ofreció imágenes espectaculares a los investigadores.

guanche
Momia guanche. Museo Arqueológico Nacional/Quirónsalud.

El resultado de esta investigación fascinante se emitirá como documental bajo el título “La historia secreta de las momias”, coproducido por RTVE junto a Story Producciones. Se pueden ver más imágenes del proceso en la página de Facebook del Museo Arqueológico Nacional.

No es la primera vez que restos del antiguo Egipto se someten al escrutinio de las nuevas tecnologías. En 2014, el British Museum ofreció una exposición con el análisis 3D de sus momias egipcias. Fueron espectaculares las imágenes de Tamut, la momia de una cantante egipcia hallada en el templo de Luxor, muerta hace aproximadamente 3.000 años, y que podemos observar en la siguiente galería.

british_museum
Las momias del British Museum, a escáner.

El TAC fue desvelando por capas los misterios de esta momia, obteniendo tejido a tejido y hasta el esqueleto imágenes de los amuletos y adornos metálicos con los que fue enterrada. Como curiosidad cabe destacar que la mujer llevaba el pelo muy corto, y seguramente se lo cubría con una peluca acorde a su puesto como cantante dedicada a los dioses.

La tecnología quizá despoje de su halo de misterio a las momias, pero sin duda abre nuevas e interesantísimas vías de investigación para el conocimiento del nuestro pasado como seres humanos.

Para saber más: