Publicado el Deja un comentario

Programa 03×12 Los secretos de Ginebra

La ola de Carlos Schwabe

Este es un programa especial, pues el equipo de Mistérica se ha desplazado hasta la ciudad de Ginebra y para contaros algunos de los secretos y tesoros que alberga. 

Veremos por qué es un enclave fundamental para la religión protestante, qué lugares atesora como sus museos o la sede de la Organización de las Naciones Unidas. 

Y cómo no, también nos hemos acercado a Cologny, hasta las mismísimas puertas de la mítica mansión Villa Diodati, donde Mary Shelley concibió su novela Frankenstein o el moderno Prometeo.

Seguiremos con la sección “MADRID SECRETO”, en la que Pedro Ortega nos cuenta el periplo de algunas obras maestras de la capital hasta llegar a la ciudad de Ginebra. 

Y para finalizar, como es habitual, os proponemos nuestra “AGENDA SECRETA” para manteneros al día de todas las novedades culturales que no os podéis perder.

Publicado el Deja un comentario

Programa 23. El nacimiento de Frankenstein en Villa Diodati (Suiza) con Antonio Ballesteros



Viajamos hasta Suiza para recordar aquel verano de 1816, en el que Lord Byron, John Polidori, Percy Bysshe Shelley y su amada Mary Shelley, coincidieron en la magnífica Villa Diodati, situada junto al Lago Leman.

Las inclemencias del clima, provocadas por la catastrófica erupción volcánica de Tambora, en Indonesia, que cubrió el cielo de nubes de ceniza y azufre, les impidió abandonar la mansión durante 3 días, convirtiendo aquella estancia en una larga y tenebrosa noche. En este mismo ambiente cargado de misterio y nerviosismo, entre relámpagos, terribles ráfagas de viento y los relatos del Phantasmagoriana leídos en voz alta bajo los fulgores fantásticos del fuego de la chimenea, se gestaron dos de los grandes mitos de la novela gótica: Frankenstein y el vampiro.

Este año se cumple el segundo centenario de su publicación, y desde Mistérica Radio Secreta queremos rendir nuestro particular homenaje a este libro que sentó las bases de uno de los arquetipos actuales del género de terror. Para ello contamos con la presencia de Antonio Ballesteros, Catedrático de Filología Inglesa por la UNED.

Seguiremos con Pedro Ortega y su sección “MADRID SECRETO”, donde nos hablará de dos madrileños ilustres de la época islámica de la capital. En “CUADERNOS DE VIAJE” esta vez visitamos la mansión Winchester, la más misteriosa de todo Estados Unidos. Y como no, cerramos el programa con “ÚLTIMA PARADA”, donde os ofrecemos un relato dramatizado de David Hidalgo titulado “LA BRUMA”.

Publicado el 1 comentario

Penny Dreadful: un mordisco de cómic al horror clásico

Eva Green as Vanessa Ives and Timothy Dalton as Sir Malcolm in Penny Dreadful (season 1, episode 8). - Photo: Jonathan Hession/SHOWTIME - Photo ID: PennyDreadful_108_0681
Eva Green como Vanessa Ives y Timothy Dalton como Sir Malcolm in Penny Dreadful (temporada 1, episodio 8). – Foto: Jonathan Hession/SHOWTIME

La elegancia decimonónica, el terror arrabalero londinense, el pulp fiction de plumas de pavo real, las ínfulas poéticas más refinadas y malditas y, en definitiva, toda la sed de sangre que un dandy vampírico a la vieja usanza necesita, se encuentra, se sacia, en este maravilloso ejercicio de retorcido y malvado fin de siècle televisivo. Al fin se estrena en España esta serie de ocho capítulos capitaneados por John Logan, un reputado guionista hollywoodiense que cuenta entre algunas de sus películas más conocidas obras como, Gladiator y la más cercana a la sangre londinense que nos ocupa, Sweeny Todd, de nuestro querido y cada vez más prescindible Tim Burton. Acompañando a John Logan se encuentra Sam Mendes, al que conocemos sobre todo por dirigir la estupenda American Beauty. Ambos crean para la cadena de televisión estadounidense Showtime, un serial basado supuestamente en las pequeñas publicaciones de horror en la antigua Inglaterra victoriana que proliferaban por aquella época, de la que precisamente Sweeny Todd era uno de sus hallazgos, pero traídas al presente en un pastiche muy de cómic, parecido a la Liga de los Hombres Extraordinarios, en el que mezclan a los vampiros con Dorian Gray, Frankenstein y cualquier otro personaje popular y maldito del horror del siglo XIX.

La historia de esta primera temporada es bastante débil y en ocasiones inconsistente, con comportamientos y actitudes a veces tan inconexos como incoherentes. Pero eso es lo de menos, porque la factura estética de la serie es tan apabullante que acabamos perdonando todos sus pecados. Tanto la fotografía como los decorados o la cuidada ambientación, es de una soberbia calidad, y para ello se han contratado a algunos directores punteros como el español Juan Antonio Bayona, que se encarga de los dos primeros capítulos de la saga con una maestría estética semejante a la de sus películas. El elenco de actores recoge algunos nombres célebres venidos a menos, como Josh Harnett o Timothy Dalton, pero son fagocitados en escena cada vez que aparece la insultante y graciosa presencia de su majestad Eva Green que, a veces se muestra irónica, a ratos poseída, en ocasiones enloquecida, pero siempre, absolutamente siempre, esconde toda una definición del arte escénico cada vez que se acerca una taza de té a sus labios. Simplemente está estupenda. Mención aparte hay que hacerla a mi admirado David Warner, uno de mis “malos” favoritos del cine, que aquí hace un pequeño papel como Van Helsing. La música, a cargo de Abel Korzeniowski, acompaña a las imágenes con un estupendo manto sonoro tan siniestro como atormentado, en uno de los mejores trabajos que recuerdo a nivel musical en una serie de televisión. Clásica, pero a un mismo tiempo actual, la partitura del maestro Korzeniowski siembra oscuridad y belleza a partes iguales.

Episode 101

Las reminiscencias del posromanticismo tardío campan a sus anchas en los perversos fotogramas de Penny Dreadful. Uno parece ver cuadros de Franz Von Stuck o los ambientes malditos de Baudelaire o Poe mientras recorre los capítulos de esta serie, todo ello salpicado por el cine de terror actual realizado con gusto, estilo y de una manera muy gótica, más cercana a la ortodoxia clasicista del terror romántico que a la serie B del terror actual, aunque Penny Dreadful emane de las dos fuentes. La pena es que haya capítulos muy irregulares o que algunas tramas carezcan de interés o resulten prescindibles. El punto débil es, sin duda alguna, su guión. Si no fuera por ello estaríamos hablando de una obra maestra. Afortunadamente, en lo que sí destaca sobremanera esta serie, es en el auténtico regalo para la vista: su cuidada estética. Es una delicia disfrutar del excelente vestuario. En cada cambio de escena estoy que me muerdo las uñas por saber qué llevará la Green. También destaca la magnífica ambientación, la iluminación, la decoración, que huele toda ella a perfumes henchidos en cloacas de sangre. En ese sentido, Penny Dreadful es muy especial y, si te atrae el terror del siglo XIX y la estética decadentista, Penny Dreadful es perfecta. Y afortunadamente sus responsables han confirmado una segunda temporada, que actualmente se está rodando en Dublín y que constará de diez capítulos más con los que saciar de sangre nuestro apetito de gótico canónico.

Por Alberto Monreal

TE RECOMENDAMOS…

 

 

 

Este artículo pertenece a:

Publicado el Deja un comentario

Terror en el laboratorio: de Frankenstein al Doctor Moreau

Frankenstein

Frankenstein

Hace poco publicábamos en estas páginas el artículo Las musas inquietantes: los vampiros de Tim Powers por Gema Solís. Pues bien, el Espacio Fundación Telefónica se hace eco del segundo centenario del mítico encuentro en Villa Diodati, a orillas del lago Lemán, de Lord ByronJohn Polidori y Percy y Mary Shelley. Allí, en una noche oscuros los insignes reunidos se propusieron crear cada uno un tétrico relato. Y de las manos de Mary Shelley nació Frankenstein o el moderno Prometeo.

Para conmemorar este acontecimiento, El Espacio Fundación Telefónica presenta la exposición titulada “Terror en el laboratorio: de Frankenstein al Doctor Moreau”, reivindicando cómo el mundo tanto literario como cinematográfico de la fantasía de crear vida a partir de la muerte, una obsesión tan perseguida por el hombre. Además la exposición plantea una revisión por campos de la ciencia como la robótica, la genética y la inteligencia artificial.

La muestra está comisariada por Miguel A. Delgado y María Santoyo, y en ella se analizan las derivas iconográficas de los monstruos y las creaciones de los científicos locos en la cultura popular, pulp y underground desde los años 60. Los fondos para la exposición provienen de la Filmoteca Española, los Museos Complutenses y varias colecciones privadas inéditas.

Terror en el laboratorio: de Frankenstein al doctor Moreau gira alrededor de seis libros en tres bloques: el monstruo (Frankenstein o el moderno Prometeo de Mary Shelley y La isla del doctor Moreau de H.G. Wells), el doble (El extraño caso del doctor Jekyll y Mr. Hyde de Robert Louis Stevenson y El hombre invisible de H.G. Wells) y el autómata (El hombre de la arena de E.T.A. Hoffmann y La Eva futura de Auguste Villiers de L’Isle-Adam).

La exposición puede verse en la segunda planta del Espacio Fundación Telefónica desde el 16 de junio hasta finales de octubre.

Publicado el Deja un comentario

La Santa de Mado Martínez

La Santa

Mado Martínez.

La Santa.

Algaida Editores. Sevilla, 2014.

«Anoche soñé que volvía a Manderley». Con esta sugerente frase comienza La Santa, al igual que Daphne du Maurier iniciara su popular Rebeca. Para los lectores más avezados, conocedores del universo asfixiante de Daphne du Maurier, no solo se trata de una coincidencia o guiño literario, sino que las similitudes entre la creadora de Rebeca y Mado Martínez, escritora de La Santa, son muchas, y no únicamente en cuanto al uso de nombres como Manderley y Rebeca se refiere.

Esta apasionante novela —que mereció el XIX Premio Ateneo Joven de Sevilla es adictiva y de ágil lectura desde el principio hasta el final. Se halla estructurada en capítulos cortos, con sugerentes títulos y poéticas inscripciones que anticipan lo que ha de venir. Además, cuenta con una efectividad en el manejo de las voces y el lenguaje que capturará y cautivará al lector de inmediato.

El internado para señoritas Rosas del Cares situado en un recóndito paraje asturiano junto a los Picos de Europa, fundado por la carismática y ya fallecida Rebeca de las Nieves, guarda innumerables secretos. En medio de una gran nevada que deja incomunicado al colegio comienzan a desaparecer las internas, y en el pueblo no tienen duda de que tras estas desapariciones está la fatídica presencia de la Güestía, más conocida como la Santa Compaña, que como todos saben solo hace acto de presencia tras una invocación para clamar sed de venganza.

Con este evocador argumento, no sorprendería que la historia fuera llevada a la gran pantalla; e incluso que se rodara una secuela para adentrarnos en el inquietante universo del internado Manderley desde sus inicios, ya que esta historia da para mucho más. No obstante, quizá se eche de menos una explicación más detallada de algunos puntos del desenlace final, los cuales sugieren —más que explican— y que el lector deberá intuir.

Mado Martínez reivindica el suspense y terror victorianos, a los que incorpora los miedos antropológicos más atávicos del folcklore asturiano. También encontraremos referencias literarias a Otra vuelta de tuerca de Henry James, Cumbres Borrascosas de Emily Bronte y Frankestein de Mary Shelley, además de a cuentos tradicionales como Caperucita roja de Charles Perrault o La reina de las nieves de Hans Christian Andersen. No faltan pequeñas referencias a otros escritores hispanos, que sirven como elementos velados a la hora de ambientar esta trama en un nevado y aislado concejo de Asturias. destacan entre todas las referencias las alusiones a Rebeca, e incluso se concluye la historia prácticamente a modo de broche final con la misma frase que le dio comienzo: «Anoche soñé que volvía a Manderley…».

Belén Doblas

 

Wollstonecraft. Hijas del horizonte

Una veintena de artistas y creadores presentarán -mediante un variado y sorprendente programa que incluye literatura, poesía y música- un libro que (AÚN) no existe y que se centrará en reivindicar la figura de Mary Wollstonecraft.

Hijos de Mary Shelley es una plataforma que fusiona literatura y teatro, un proyecto de Fernando Marías reciente ganador del Premio Biblioteca Breve de Seix Barral con “La isla del padre”. En la mágica noche del 16 de junio de 1816 en Villa Diodati, un grupo de escritores jugaron a contarse historias de terror. De allí surgió, engendrada en la mente de Mary Shelley, la semilla de lo que sería Frankenstein o el moderno Prometeo. En homenaje a aquella noche, un grupo de escritores liderado por Fernando Marías se reúne regularmente desde 2010 para contar ante el público historias de género fantástico y de esta experiencia se edita un libro.

El encuentro de este año estará dedicado a Mary Wollstonecratf, madre de Mary Shelley, escritora y personaje icónico del S.XIX famosa por ser una de las pioneras del feminismo.

Wollstonecraft. Hijas del horizonte

Una veintena de artistas y creadores presentarán -mediante un variado y sorprendente programa que incluye literatura, poesía y música- un libro que (AÚN) no existe y que se centrará en reivindicar la figura de Mary Wollstonecraft.

Hijos de Mary Shelley es una plataforma que fusiona literatura y teatro, un proyecto de Fernando Marías reciente ganador del Premio Biblioteca Breve de Seix Barral con “La isla del padre”. En la mágica noche del 16 de junio de 1816 en Villa Diodati, un grupo de escritores jugaron a contarse historias de terror. De allí surgió, engendrada en la mente de Mary Shelley, la semilla de lo que sería Frankenstein o el moderno Prometeo. En homenaje a aquella noche, un grupo de escritores liderado por Fernando Marías se reúne regularmente desde 2010 para contar ante el público historias de género fantástico y de esta experiencia se edita un libro.

El encuentro de este año estará dedicado a Mary Wollstonecratf, madre de Mary Shelley, escritora y personaje icónico del S.XIX famosa por ser una de las pioneras del feminismo.

Publicado el Deja un comentario

Clásicos del cine de terror

Dkillerpanda

Hoy traemos una nueva muestra de los personajes tan terribles y simpáticos de Dkillerpanda, esta vez dedicados al terror más clásico: Drácula, Frankenstein, su novia, la momia y la Criatura de la laguna negra. Una magnífica y tierna mirada a estos terribles del cine. No dudéis en visitar su página y haceros con sus magníficos libros, muñecos y litografías: http://dkillerpandashop.com/

 

 

 

Publicado el Deja un comentario

Lord Byron

Lord Byron

Hemos dejado para el final a uno de los grandes dandis de la historia, nada menos que a Lord Byron. Poeta, viajero, extravagante e implicado políticamente, sufrirá también una muerte temprana al ir a luchar por la independencia de Grecia frente a los turcos. Famosísima es la noche que pasó Byron con los Shelley y Polidori, fruto de la cual nacería Frankenstein. Aquí le vemos vestido a la manera albanesa retratado por el pintor Thomas Phillips en 1813.

 

 

Publicado el Deja un comentario

Penny Dreadful

Penny Dreadful

Un artículo de Alberto Monreal.

La elegancia decimonónica, el terror arrabalero londinense, el pulp fiction de plumas de pavo real, las ínfulas poéticas más refinadas y malditas y, en definitiva, toda la sed de sangre que un dandy vampírico a la vieja usanza necesita, se encuentra, se sacia, en este maravilloso ejercicio de retorcido y malvado fin de siècle televisivo. Al fin se estrena en España esta serie de ocho capítulos capitaneados por John Logan, un reputado guionista hollywoodiense que cuenta entre algunas de sus películas más conocidas obras como, Gladiator y la más cercana a la sangre londinense que nos ocupa, Sweeny Todd, de nuestro querido y cada vez más prescindible Tim Burton.

Este artículo pertenece a Mistérica Ars Secreta Nº1

Portada Mistérica Nº1 mediana

Si quieres leer el artículo completo puedes comprar la revista en:

logo Kiosko y más

logo Zinio