Publicado el Deja un comentario

Las máscaras de Cristo

Lynn Picknett y Clive Prince.Portada del libro Las máscaras de Cristo

Las máscaras de Cristo.

Barcelona: Editorial Luciérnaga, 2017.

464 págs.

19,95 €

 

Si nos preguntamos acerca de la realidad de la figura de Cristo, sin duda estamos tratando el tema más crucial de la historia de Occidente. Sin Jesucristo el panorama histórico hubiera sido, sin duda, completamente diferente. Pero ¿los valores sobre los que se ha asentado el Cristianismo son de verdad los que planteó su mesías? La respuesta a esta pregunta es rotundamente no. Las variaciones tan notables entre los cuatro Evangelios (sobre todo el de Juan que se desmarca de los tres sinópticos) ya nos hacen poner en duda la realidad de muchos de los episodios loados por la Iglesia. Si a esto le sumamos los Apócrifos, los textos gnósticos y otras fuentes de la época, la cuestión se vuelve totalmente enrevesada.

El tema ha dejado infinitas líneas de tinta a lo largo de la historia, así que la cuestión que plantean Picknett y Prince no es en absoluto nueva. El mérito de esta publicación es de nuevo traer a la actualidad esas dudas, poner de manifiesto las incongruencias, abrir nuevos interrogantes sobre esta cuestión fundamental. 

Como no podía ser de otra manera, se ponen de relieve temas como la plausible rivalidad entre San Juan Bautista y Jesús, en el vínculo posiblemente marital con María Magdalena, en que tenía hermanos, en la poca veracidad de los supuestos milagros y cómo no el tema clave: la muerte y resurrección de Jesús. 

Creo que este volumen es muy interesante. Y si viene de la mano de Javier Sierra y de su colección Ocultura, el resultado ha de ser sin lugar a dudas muy positivo. La colección a mi juicio es un acierto, por los temas que lleva tratando desde su inicio (aquí podéis leer la reseña de El ocultismo en la política) y con la que me alineo, pues no en vano he defendido y defiendo el concepto de “la cultura del misterio” que creo que viene a ser un sinónimo de “ocultura”. Así que creo que podemos lanzarnos a la lectura de este libro para darnos cuenta de cuánto nos falta todavía por saber sobre la figura y la doctrina real de Jesucristo, pilar fundamental de las creencias sobre las que se sustenta nuestra cultura.

Publicado el Deja un comentario

Programa 10. Los Reyes Magos y su viaje a Belén con Javier Alonso López

Programa del día de Reyes. Javier Alonso López nos habla del origen legendario de los Reyes Magos, de su viaje a Belén así como del relato que se construyó en torno al nacimiento de Jesús de Nazaret.

Pedro Ortega en su sección “MADRID SECRETO” nos habla de León V, un rey armenio que gobernó Madrid en el siglo XIV.

En “CUADERNOS DE VIAJE”, David Hidalgo nos lleva a Canarias para descubrir la mítica isla de San Borondón.

El programa se cierra con “ÚLTIMA PARADA”, donde David Hidalgo nos presenta un inquietante relato titulado “Los visitantes” que rinde homenaje al 80 aniversario de la retransmisión de «La guerra de los mundos».

Publicado el Deja un comentario

Las primeras representaciones de la crucifixión

Crucificado del Palatino
Crucificado del Palatino

Aunque nos pueda resultar extraño, el primer símbolo que utilizaron los cristianos para representar a Cristo y para identificarse entre ellos fue el de un pez. En un primer momento, el hecho de que Cristo hubiese sido crucificado era algo vergonzoso. La crucifixión en tiempos romanos era una variante de la pena de muerte que afectaba fundamentalmente a las personas de más bajo rango de la sociedad como lo eran esclavos, ladrones o piratas. Era la forma más deshonrosa de morir y la que procuraba mayor agonía y sufrimiento. Esta pena no se daba ni con los ciudadanos romanos ni con los libres. Por ello parece evidente que la comunidad de cristianos no quisiera usar la cruz como símbolo.

No será hasta el siglo IV, con la cristianización del Imperio Romano, cuando empiece a proliferar la representación de Jesús en la cruz. Es más, hasta esa fecha contamos con escasísimas representaciones del crucificado. Paradójicamente, la Crucifixión del Palatino, la primera conservada y datada en el siglo III, tiene un carácter ominoso y burlesco. Cristo es representado en la cruz con cabeza de burro, mientras un orante, Alexamenos, lo adora. Hay diversas teorías acerca del significado de esta extraña representación, como lo el sincretismo entre Cristo y Anubis, o, incluso, la adoración gnóstica de un Cristo con cabeza de burro, teoría que se sustenta en algunos textos de Tertuliano (uno de los Padres de la Iglesia) que hacen referencia a la adoración por parte de los gnósticos de un dios con cabeza de burro.

Primeras representaciones de la crucifixión de Cristo en el siglo V.
Primeras representaciones de la crucifixión de Cristo en el siglo V.

No obstante, la representación de la crucifixión de Cristo va a comenzar a popularizarse a partir del siglo V con la expansión del cristianismo en el Imperio Romano. En Roma, en la puerta de la iglesia de Santa Sabina, del año 432, tenemos un relieve en tabla de madera que representa el Gólgota con Cristo y los dos ladrones crucificados. En los años 420-30 se data una tablilla de marfil que representa la crucifixión de Cristo y el suicidio de Judas. Estas son las dos primeras obras de cierta calidad que representan la crucifixión de Cristo, antecedentes para todo el posterior desarrollo de la representación más prolífica de toda la Historia del Arte.

¿Te gustaría que ampliara más este tema en un artículo en la revista Mistérica Ars Secreta?

Pedro Ortega