Hubo una época dorada del cine de terror en la que la oscuridad envolvía dramas cercanos y profundos; en la que nuestro inconsciente proyectaba sobre la pantalla los miedos más recónditos e impenetrables de nuestra psique. El terror era considerado como un puente a la comprensión de nuestro mundo y nuestro ser.

Por Alberto Monreal.

Este artículo pertenece a Mistérica Ars Secreta Nº 2. 

«El misterio como nunca antes te lo habían contado».

Puedes adquirirla en nuestras Apps nativas para iOS y Android

AppStore

googleplay

o en las plataformas:

logo Zinio

logo Kiosko y más