Nyarlathotep. Ilustración: Samarcanda Espinosa.
Nyarlathotep. Ilustración: Samarcanda Espinosa.

El genio de Providence, que durante generaciones ha despertado el interés tanto de escritores —a los que ha influido— como de lectores —a los que ha aterrado—, sigue sorprendiéndonos setenta y nueve años tras su muerte. Ríos de tinta han corrido sobre la vida y obra de Lovecraft, desde auténticos desvaríos sobre su poética e imaginario —Colin Wilson hablaba en uno de sus libros sobre criminología de los aspectos antisemitas y racistas de los relatos lovecraftianos, irrelevante a nivel literario en mi opinión— hasta estudios sobre el poder evocador del horror cósmico de sus escritos y toda la mitología que desarrolló.

Pero aunque conocemos el interés que H. P. Lovecraft depositaba en las disertaciones ensayísticas y su afán por la divulgación —El terror en la literatura sigue siendo a día de hoy todo un clásico—, sus artículos y ensayos siguen siendo considerados escritos menores por muchos críticos, una auténtica lástima. Lo cierto es que él mismo se dedicaba a un sinfín de tareas literarias diversas más allá de sus conocidos relatos y poemas, principalmente para conseguir sueldo extra, y entre sus actividades se encontraba la de negro o ghostwriter. Por sorprendente que hoy día parezca, en su momento Lovecraft no ganaba lo merecido por sus célebres historias, y o bien escribía para otros o  revisaba y terminaba reescribiendo los relatos de escritores menores. Algunos de estos casos se descubrieron póstumamente al hacerse pública la correspondencia personal de Lovecraft con estos escritores, como ocurrió con Zealia Bishop o Adolphe De Castro, donde con el tiempo se ha visto el inconfundible estilo lovecraftiano.

Las colaboraciones de Lovecraft no se quedaron sólo en escritores, sino que es famosa también su vinculación con el escapista Harry Houdini en proyectos como “Imprisoned with the Pharaohs”, relato publicado en la revista Weird Tales en 1924. Bien es sabida la vinculación de algunas de las creaciones monstruosas de Lovecraft con el mundo del Antiguo Egipto —como el denominado Caos Reptante o Nyarlathotep, que apareció por primera vez en 1920 y posteriormente en diferentes relatos y en el soneto XXI del poemario Hongos de Yuggoth—, de la misma forma, esta colaboración con Houdini se adentra en ese mismo imaginario.

Quedó el escapista tan satisfecho con el trabajo de Lovecraft que quiso llevar a cabo otro proyecto con él, en este caso un ensayo sobre una obsesión compartida con el escritor: la cerrazón popular ante los avances de la ciencia. De esta forma, Lovecraft en la pluma, Houdini como autor, escribirían juntos una larga disertación sobre cómo la superstición y las supercherías ahogaban el progreso científico y lo condenaban continuamente a la desconfianza. Los detalles sobre el escrito quedaron cerrados en 1925, pero la inesperada muerte del escapista por una terrible peritonitis al año siguiente y el desinterés de su viuda por continuar el proyecto con Lovecraft, hicieron que el texto no se llegase a publicar nunca.

El anuncio a principios de marzo por parte de la casa de subastas de Chicago Potter & Potter Auctions de la subasta del texto encontrado “The Cancer of Superstition”, ha hecho enloquecer de furor a estudiosos y fans tanto del escritor como del escapista. Al parecer está dividido en tres partes donde se describe el origen de las supersticiones, su expansión y el error moderno que suponen las supersticiones populares. El manuscrito, de poco más de treinta páginas, corresponde al lote 84 que se subastará el 9 de abril con una puja inicial de 13.000 $, aunque la casa de subastas estima que el precio final que pague el mejor postor puede variar entre los 25.000 y los 40.000 $. Y si algún lector quiere hacerse con el texto, podrá seguirse la subasta en directo por la red en el siguiente enlace.

Desde luego, la sombra de Lovecraft es como la del ciprés, tan alargada que aún hoy en día nos cubre.

One Comment

  1. Pingback: ratones de biblioteca, 2ª entrega de moradores de lo desconocido

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos
Responsable Asociación Cultural Mentenebre +info...
Finalidad Gestionar y moderar tus comentarios. +info...
Legitimación Consentimiento del interesado. +info...
Destinatarios Automattic Inc., EEUU para filtrar el spam. +info...
Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos. +info...
Información adicional Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.