07 Fantastes

 

 

 

 

 

 

 

George MacDonald.

Fantastes.

Ediciones Atalanta. Girona, 2014.

271 págs.

24,00 €

 

«Una novela de hadas para hombres y mujeres» es el subtítulo de esta obra de 1858 del autor escocés George MacDonald, publicada en una admirable edición de Atalanta en la que se incluye un prólogo de C. S. Lewis (escritor sobre el que MacDonald influyó profundamente), donde este relata su primer encuentro con la novela: «Aquello me hizo, de hecho, convertir e incluso bautizar […] mi imaginación». George MacDonald fue uno de los escritores de historias fantásticas más importantes de Gran Bretaña en la época victoriana, aunque su fama no ha perdurado hasta nuestros días, al contrario que la de su amigo Lewis Carroll.

Como indica el subtítulo, nos hallamos ante una novela de hadas para adultos, ya que, pese a todas las criaturas propias de los cuentos infantiles que encontramos en este libro, el trasfondo del mismo es puramente místico. Todos los caballeros andantes, damas blancas, hadas y monstruos que aparecen alimentan una suerte de alegoría, la cual convierte esta obra en un Bildungsroman o novela de aprendizaje. El protagonista, Anodos (que en griego significa ‘ascenso’), al cumplir veintiún años, encuentra en su habitación una puerta al mundo de las hadas. Al adentrarse en esta tierra fantástica, se relaciona con todo tipo de seres —feéricos o no—, tales como árboles y estatuas que cobran vida, caballeros andantes o gigantes que le acompañarán en su travesía (en unas ocasiones ayudándole y en otras perjudicándole) y le mostrarán el camino a través de ese mundo hacia el destino que se ha propuesto el protagonista: el palacio de las hadas.

El estilo de George MacDonald es tremendamente descriptivo, lo que hace que el lector se sumerja por completo en el reino de las hadas; que visualice este paisaje exuberante y mágico, con sus criaturas, como si contemplase un cuadro. Acompañaremos a Anodos, el joven apasionado, enamorado de un ideal femenino que persigue sin descanso y encuentra varias veces a lo largo de la novela. Viviremos con él sus alegrías y sus penas, junto a los tormentos que le causa su propia sombra (que es su peor enemigo, ya que le atormenta continuamente). Solo al deshacerse de ella terminará este viaje por el mundo onírico y fantástico, del que también se ha dicho que es el viaje simbólico de su alma por el reino de la muerte, y habrán concluido su aprendizaje y su transformación personal. MacDonald es un creador de mitos modernos y Fantastes, uno de los mejores ejemplos de su arte.

Gema Solís Villamarzo